El desastre del gobierno del PRM en la Dirección de Migración

Por Víctor Manuel Peña martes 17 de mayo, 2022

La alta gerencia, la alta tecnología y el conocimiento complejo tienen por misión hacer más prácticas y simples   los usos y costumbres de la Administración Pública, no se trata  por consiguiente,  de hacer tan complejos los usos y costumbres que resulten ininteligibles, impractibes y confusos para la población.

De esa manera se cae en una verdadera crisis de crisis de gerencia, producto de la cual no se alcanza los objetivos programados.

Una institución fallida así no merece el calificativo de pública ni de eficiente en el logro de sus objetivos.

Es lo que pasa con la Dirección de Migración donde no se tiene la más idea de que hay que hacer en términos de procedimientos y de gerencia.

Verbigracia: el formulario simple que se llenaba en el avión al inicio o al regreso del vuelo ahora es un formulario electrónico tan grande y tan enredado e incomprensible que el ni el propio director está en capacidad de llenarlo correctamente y con él ninguno de los funcionarios está encapacicidad de hacerlo.

Lo cierto es que la ignorancia se ha comido al propio director de la Institución y todos los mal llamados funcionarios.

La ciencia,  la tecnología y la gerencia son para hacer las cosas sencillas y comprensibles que todo el mundo puede utilizar.

Decir en el formulario que ek Distrito Nacional pertenece a Santo Domingo es una aberración del tamaño de Monte Everest y luego decir que el sector de los Caciczgos pertenece a Boca Chica  o está en Ssanto  Este

Buscar un apellido es una tarea de genios:  lo cierto es que todos esos funcionarios deben ser destituidos y mandados a estudiar desde el kinder.

Otra cosa: esos datos que deben aparecer en un sencillo solo interesan a la Dirección de Migración.  ¿No hay razón, además, para complicarles la vida a los dominicanos en otros Estados a tal punto que no han podido viajar y se les han complicado enormemente los costos de los pasajes!

 

POR EL DR. VÍCTOR MANUEL PEÑA

*El autor es miembro de la dirección central de la Fuerza del Pueblo (FP).

Comenta