El compromiso privado con la transformación de la ciudad

Por Guillermo Julián Jiménez

POR MUCHO TIEMPO, LA ESQUINA DE LA AVENIDA DUARTE CON LA CALLE PARÍS FUE SINÓNIMO DE CAOS, PERO LA INTELIGENTE COOPERACIÓN ENTRE LOS SECTORES PÚBLICO Y PRIVADO PROMETE CAMBIAR EL DESORDEN POR LA PROSPERIDAD.

Si bien es cierto que la energía emprendedora es la fuerza que con más intensidad crea riqueza, el entorno juega un papel fundamental en las oportunidades de desarrollo de los negocios. La ciudad es el ambiente natural en el que las compañías, y las personas, enfocan todas sus capacidades creativas, por lo tanto, sus espacios tienen el potencial de impulsar las mejores ideas.

La Fundación Acción, Emprende y Transforma, que preside David Collado, alcalde del Distrito Nacional entre 2016 y 2020, inició el rescate de la intersección conformada por la Avenida Duarte esquina Calle París, uno de los hub comerciales más dinámicos de todo el país, en relación a la cantidad de comerciantes informales que suplen a grandes grupos de compradores personales y empresariales de los productos más diversos.

Estos trabajos los hace la Fundación en conjunto con el Ayuntamiento del Distrito Nacional, encabezado por la alcaldesa Carolina Mejía, una servidora pública con el mayor interés de llevar a Santo Domingo, Distrito Nacional, a otro nivel.
Cabe destacar que David Collado cumplió su palabra de abordar un desafío urbano que había permanecido en el corazón de la ciudad por 50 años, aunque ya no es el titular de la Alcaldía del Distrito Nacional.
Ahora, el sector privado, con la iniciativa de Juan Vicini y Ligia Bonetti, invierte cien millones de pesos, mostrando un alto compromiso con el desarrollo del país.
Parte de la inversión se enfoca en la construcción de nuevas aceras, la instalación de 76 módulos comerciales de última generación, paradas de autobús, alumbrado exterior y banquetas para la comodidad de los visitantes.
Claro, no solo se queda en las instalaciones de facilidades, el verdadero reto es el rescate del entorno. La colocación estratégica de árboles, el alambrado eléctrico (y de telecomunicaciones) soterrado, el tratamiento del alcantarillado y, por su fuera poco, el tramo será adoquinado con un ancho de cuatro metros. En fin, una revolución urbana que pone de los cimientos de una ciudad inteligente.
Con fines de que la intervención en el famoso tramo cause los menores inconvenientes posible, el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT) ha encontrado alternativas para las rutas de autobuses que trasladan personas desde Santo Domingo Este hasta el Distrito Nacional, y viceversa, por

la Calle Barahona, por ejemplo. Si bien es cierto que las obras provocarán algunas molestias, todos agradeceremos el rescate del espacio.

Quiero presentar algunos puntos que nos permiten resaltar la relevancia de la transformación de la Duarte con París, tomando en cuenta que este mismo modelo de desarrollo puede ser emulado en otros lugares donde se necesita la idónea planificación que puede proveer la alianza entre entidades privadas y autoridades públicas.

Planificación

La Fundación Acción, Emprende y Transforma llevó a cabo inversiones importantes en relación con la planificación del rescate del espacio. ¿Qué sería instalado? ¿Cuáles son las necesidades del tramo que comprende la Avenida Duarte y la Calle Jacinto de la Concha? ¿A cuántas personas impactaría positivamente?
Planificar es el principio del buen urbanismo. Intervenir y construir con eficacia empieza con planos que responden a las necesidades apremiantes de los espacios.

Consenso

La Fundación, la Alcaldía y 10 buhoneros de la zona intervenida viajaron a Guayaquil, Ecuador, para verificar cómo fueron rescatados diversos espacios de esa ciudad a favor de los pequeños comerciantes.

Llegar a acuerdos con los usuarios habituales, los buhoneros, fue fundamental. Aquí es necesario reconocer a Aníbal Díaz, hoy diputado, quien por años intercedió a favor del proyecto, para convertir ese punto de la ciudad en una intersección próspera.

Cooperación interinstitucional

La Alcaldía del Distrito Nacional, la Corporación de Acueductos y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), la Fundación, y empresarios de renombre cooperan por un objetivo común: cumplir con la aspiración ciudadana de recuperar la Duarte con París.

La unión hace la fuerza, dice el refranero popular. Las soluciones definitivas se encuentran en el trabajo colectivo e interinstitucional.

Continuidad

El Gobierno dominicano y la alcaldesa del Distrito Nacional se han comprometido a continuar el proyecto bajo las mismas características y condiciones del proyecto piloto, en beneficio de una ciudad más amigable para los negocios y el emprendimiento.

Así, metro a metro, nuestra ciudad, y otras ciudades, fortalecerán sus capacidades de atraer y hacer prosperar sus negocios.

Por Guillermo Julián

Comenta