El COE sube a 27 las provincias en alerta por las lluvias; cuatro en alerta roja

Por admin Domingo 30 de Abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) subió a 27 el número de provincias en alerta, cuatro de ellas en nivel rojo, 14 en amarillo y 9 en verde, mientras que 9,210 personas permanecen desplazadas de sus hogares a causa de las lluvias.

Según informó la institución en su último boletín, del total de desplazados, 171 permanecen en albergues oficiales, mientras que el resto se encuentran en viviendas de familiares o amigos, y los servicios de emergencia rescataron a 728 personas de sus hogares.

Además, 57 comunidades permanecen incomunicadas, 1,842 viviendas están afectadas y otras 14 quedaron destruidas por las lluvias, que han dañado 13 puentes y 23 carreteras, y 67 acueductos están fuera de servicio.

La vaguada ubicada en el canal del Viento estará provocando bastante humedad e inestabilidad en la masa de aire que cubre el territorio nacional y, desde tempranas horas de la mañana, se están produciendo aguaceros de moderados a fuertes, en ocasiones acompañados de tormentas eléctricas y ráfagas de viento en casi toda la geografía nacional.

Esta actividad lluviosa estará más concentrada hacia los poblados de las regiones noroeste, noreste, sureste, suroeste, cordillera Central y la zona fronteriza, durante las próximas 24 a 48 horas.

El COE mantiene la alerta roja (máxima) en las provincias de Duarte (En especial Bajo Yuna), San Cristóbal, La Vega (en especial Jarabacoa) y Sánchez Ramírez.

En alerta amarilla (media) están Barahona, El Seibo, Monte Plata, Samaná, Monseñor Nouel, La Altagracia, San José de Ocoa, Hato Mayor, María Trinidad Sánchez, San Pedro Macorís, Espaillat, Peravia, Santiago, y el Gran Santo Domingo.

Por último, se aplicó la alerta verde (baja) a las provincias de Elías Piña, Dajabón, Peravia, Puerto Plata, Azua, La Romana, Santiago, Hermana Mirabal, Montecristi y San Juan de la Maguana.

Ante las previsiones meteorológicas, se prohíbe el uso de balnearios y lavado de vehículos en ríos, arroyos y cañadas, así como las actividades recreativas y deportivas en áreas de montaña en las provincias bajo alerta, debido a las precipitaciones que se esperan.

Las personas deben abstenerse de cruzar ríos, arroyos y cañadas que presenten altos volúmenes de agua y los habitantes en terrenos de alta pendiente en las provincias bajo alerta, deben estar atentos a posibles deslizamiento de tierra.

Además, se recomienda a los conductores de vehículos que al desplazarse por carreteras, calles y avenidas lo hagan con prudencia, debido a que las lluvias que se registran limitan su visibilidad.