El cerebro de 11-M expulsado de España e imputado en Marruecos por terrorismo

Por El Nuevo Diario miércoles 22 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, RABAT.- Youssef Belhadj, considerado el "cerebro" de los atentados del 11-M de Madrid, será juzgado en Marruecos tras ser expulsado de España, país donde cumplió una pena de doce años de cárcel, informó hoy a Efe una fuente policial marroquí.

Según la fuente que pidió el anonimato, Belhadj fue expulsado de España el pasado 28 de enero y detenido nada más llegar al aeropuerto de Salé, ciudad vecina de la capital marroquí, y fue posteriormente interrogado por la policía judicial.

El pasado 8 de febrero, Belhadj compareció ante la Fiscalía General encargada de los casos de terrorismo que ordenó su detención preventiva mientras continúan las investigaciones por su supuesta implicación en un caso de terrorismo sobre el territorio marroquí, al parecer ocurrido antes de los atentados de Madrid.

La Brigada Nacional de Policía Judicial acusa a Belhadj de "constitución de banda criminal con el objetivo de cometer actos terroristas y pertenencia a un grupo prohibido" y está actualmente en detención preventiva en la cárcel de Salé.

Fuentes cercanas al caso y que pidieron el anonimato informaron a Efe que Belhadj, originario de la ciudad norteña de Nador, fue expulsado de España "por carecer de un estatuto regular" de residencia en territorio español.

Youssef Belhadj -junto a Hassan El Haski y Rabei Osman- fue considerado como el autor intelectual de la matanza del 11-M y fue reconocido como "portavoz de Al Qaeda en Europa", acusaciones que el condenado marroquí negó durante su procesamiento.

Belhadj fue detenido en 2005 en Bélgica y posteriormente entregado a España donde purgó pena en la cárcel de Villena (Alicante) en una celda individual.

Los atentados de Madrid del 11 de marzo de 2004 fueron provocados por la explosión de diez bombas en cuatro trenes de cercanías de la capital y fue considerado el mayor ataque terrorista de la historia de Europa, y causó 192 muertos y 1.500 heridos.

Apple Store Google Play
Continuar