“El cambio” solo fue un slogan

Por Julio Casado

El Partido Revolucionario Moderno (PRM), luego de haber sido fundado como un desprendimiento del otrora Partido Revolucionario Dominicano (PRD), se convierte en una fuerza política importante tras las elecciones del año 2016.

A pesar de ser un partido relativamente nuevo, dentro de sus filas conservo remanentes del partido blanco que opaca ampliamente la pregona de cambio que estos ofertaban como slogan, cosa que se ha puesto de manifiesto en las ejecutorias de dicho partido en el tren gubernamental, tras obtener victoria en las elecciones del 2020, pero ¿Por qué acuñaron ser los representantes del “Cambio”? ¿Qué hay de “Cambio”, en ese partido? Pues nada, así de simple.

Es un clásico en las campañas electorales, es que el “cambio” como reclamo electoral no entiende de ideologías, al ser una palabra tan ambigua, refleja más la idea de esperanza que cualquier doctrina política, es un concepto bastante amplio como para que todo el mundo pueda sentirse identificado, da sentido a la acción de votar. El ciudadano asimila que su voto sirve para algo, se llega a más gente y, a la vez, se apela a esa otra idea tan manida en campaña: el voto útil.

Este eslogan no pasa de moda. Al ser un concepto aspiracional, puede cambiar el contenido de la idea, pero la necesidad de cambio siempre será inherente al ser humano.

‌Para el PRM, el “Cambio” sólo fue el útil slogan de campaña, que apadrinaron con el sólo objetivo de concretar su llegada a palacio.

Por Julio Casado

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar