El calor es “el rival más fuerte” para muchos en los juegos Bolivarianos

Por EFE lunes 13 de noviembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, Santa Marta (Colombia), 13 nov.- Las altas temperaturas que en el mes de noviembre se sienten en la ciudad de Santa Marta se han convertido en el primero y más fuerte rival para muchos de los atletas que compiten en los XVIII Juegos Bolivarianos.

Con una humedad alta, que eleva la sensación térmica hasta cinco grados por encima de lo que marca el termómetro, las delegaciones de los países participantes, incluida la del anfitrión Colombia, han debido soportar condiciones que afectan su rendimiento.

Una de las delegaciones que más fuerte ha sentido el rigor del clima es la boliviana que participa en fútbol femenino. Durante el encuentro en el que perdieron por goleada 5-0 ante Colombia en el estadio de Ciénaga, en varias oportunidades le pidieron al juez pausas para hidratación.

No solamente los extranjeros se quejan del calor. En las pruebas de esgrima, que debieron cambiar de horario para que la competencia fuera a una hora con temperatura más benigna, la funcionaria de la Federación Penélope Kaindros, declaró a Efe que “después de entrenar en estas condiciones nos dimos cuenta de que era muy difícil”.

Para esa prueba, el colombiano Daniel Sconzo Delgado debió ser atendido de manera especial luego de ser afectado por el golpe de calor.

El competidor de tiro con arco, el chileno Ricardo Soto, luego de cumplir su ronda expresó que la inclemencia del clima afectó su desempeño.

En igual sentido se refirieron los gimnastas Jorge Vega de Guatemala y Yamilet Peña de República Dominicana, quienes al participar en recintos cerrados sin aire acondicionado sintieron los estragos del calor.

Sin embargo, no todos consideran las altas temperaturas como un factor incidente en el cumplimiento de sus objetivos deportivos.

Rubén Limardo, quien ha sido campeón olímpico, mundial y panamericano en esgrima, le restó importancia a las condiciones climáticas al afirmar a Efe que “los deportistas de alta competencia tienen que superar sin problemas las dificultades de estas características”.

En igual sentido se refirió el portavoz del Comité Olímpico de Paraguay, quien desestimó cualquier afectación a los deportistas de su delegación como consecuencia de clima.

“Nosotros en Paraguay también tenemos temperaturas hasta de 40 grados centígrados. Acá se siente un poco más la humedad, pero eso con una buena preparación se puede manejar”, anotó.

En el mes de noviembre Santa Marta está en una transición entre la segunda temporada lluviosa del año y la seca, pero en el 2017 las altas temperaturas acompañadas de humedad se han prolongado, coincidiendo con la celebración de los XVIII Juegos Bolivarianos.