El Brooklyn Museum apuesta por el arte popular de KAWS en una amplia muestra

Por EFE miércoles 24 de febrero, 2021

Helen Cook

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK .- Las figuras de Bob Esponja, Barrio Sésamo o Los Simpson dominan las galerías del último piso del Brooklyn Museum, que este miércoles ha presentado una amplia exposición dedicada al polémico Brian Donnelly, conocido como KAWS, cuya obra ha sido criticada por los círculos de arte más elitistas pero que ha alcanzado en los últimos años altísimos precios.

La prestigiosa institución, que recibe a sus visitantes con una de las enormes esculturas de KAWS en el vestíbulo, quiere hacer un repaso de la carrera de Donnelly, natural de Nueva Jersey, que a sus 46 años de edad no sólo ha conquistado al público de los países asiáticos, sino también a destacadas estrellas de la música y a importantes coleccionistas de arte contemporáneo.

“La exhibición examina el significado en la historia del arte de los 25 años de práctica de KAWS”, explicó la comisaria de la muestra, Eugene Tsai, en un discurso difundido por internet, en el que subrayó que la obra de este neoyorquino transmite de manera recurrente la idea de amistad y amor, así como la soledad y el aislamiento.

El artista, por su parte, afirmó que la muestra, titulada “KAWS: WHAT PARTY” y que abrirá sus puertas este viernes, es una “acumulación de momentos” de su carrera, y que “es una gran oportunidad para poner el trabajo de los últimos 20 o 25 años delante de la gente”.

Como muchos jóvenes, KAWS comenzó su incursión en el mundo del arte en los años 90 con graffitis que dejaba plasmados en muros del sistema ferroviario o en elevados depósitos de agua, y para finales de esa década ya había creado la figura de “Companion”, un personaje con rasgos de payaso basado en Mickey Mouse que se caracteriza por una cabeza en forma de calavera y con ojos en forma de equis.

Estas dos particularidades, la calavera y la equis, las ha llevado después a celebrados personajes de la cultura popular, como el Monstruo de las Galletas de Barrio Sésamo, Bob Esponja, Los Pitufos, Snoopy, Pinocho o incluso Darth Vader de la Guerra de las Galaxias.

Pero los icónicos Simpson han sido uno de los principales protagonistas de algunas de las obras más celebradas del artista, que, para disgusto de algunos expertos del mundo del arte, han multiplicado su valor en los últimos años hasta alcanzar importantes precios.

En abril de 2019, la obra “The KAWS Album”, basada en la legendaria portada del disco de los Beatles “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band” y en la que utiliza los personajes de los Simpson, alcanzó los 14,8 millones de dólares en una subasta de Sotheby’s, casi 15 veces más de lo que habían estimado los expertos de la compañía.

Como es habitual, no se publicó el nombre del comprador, pero tras una serie de comentarios en Instagram del cantante Justin Bieber, se especuló con que era él el nuevo propietario de la valiosa pieza.

Cerca de “The KAWS Album” también se expone en el Brooklyn Museum obras inspiradas en Los Pitufos (Smurfs), que han sido cedidos para la muestra por el músico Pharrell Williams.

Aunque no forman parte de la exposición, la artista Alicia Keys, gran apasionada del arte, también tiene una enorme escultura de madera del “Companion” de KAWS, que se tapa la cara con las manos.

Pese a la gran popularidad del estadounidense, que además ha diseñado líneas de juguetes de enorme éxito y ha colaborado con marcas como Uniqlo, Vans, Supreme, Dos Quis, Hennessy o Kiehl’s, KAWS ha recibido una larga lista de críticas, entre ellos del dibujante de los Simpson Bill Morrison, que ha dicho públicamente que se sentía “timado” por “The Kaws Album”.

“Estoy seguro de que es un tipo muy simpático”, ha dicho al medio especializado Artnet News el experto en arte Josh Baer. “Pero si piensas que Paris Hilton y las Kardashian son figuras culturales importantes, entonces probablemente pensarás que KAWS en un artista importante”.

Pero con esta exhibición, el Brooklyn Museum da un importante espaldarazo a KAWS, exponiendo desde fotos de sus inicios callejeros, hasta su serie de los Simpson y numerosas esculturas de su “Companion”, entre las que se encuentran algunos de los ejemplares diseñados en 2020 y este año que reflejan la desolación causada por la pandemia, como “Separated”, “Companion” o “Gone”.

Además, el museo recuerda con una serie de vídeos proyectados en las paredes la serie de grandes “Companion” que se expusieron en espacios exteriores de Hong Kong, Japón o Corea en 2019, algunas de las cuales alcanzaron los 39 metros de alto, o el ejemplar que, vestido con un traje de astronauta, fue lanzado con un globo sonda en agosto de 2020 y llegó a la estratosfera tras elevarse 41,5 kilómetros.