El auge de la delincuencia en Los Alcarrizos

Por Jose Guerrero lunes 23 de enero, 2017

Últimamente los niveles de delincuencia en el Municipio de Los Alcarrizos y en la provincia Santo Domingo han subido escalonadamente a tal extremo que resulta imposible transitar por las calles a cualquier hora del día y la noche, por lo peligrosa que resulta la zona, sobre todo para el ciudadano que trabaja.

Las últimas denuncias publicadas en los diferentes medios de comunicación, dan cuenta de que nuevamente han resurgido peligrosas bandas, que incluso forman policías o son protegidas por las autoridades de la zona, las cuales se dedican a la venta de estupefacientes y de la hookah, las cuales están vinculadas al mundo de las drogas, y cuños resultados ha sido mortal para sus consumidores en la mayoría de los casos.

Otro delito mucho mas grave es que no solo las hookah son vinculadas estrechamente al mundo de las drogas sino que muchos jóvenes las consumen para hacer desordenes y elevar los niveles del volumen de los altoparlantes de sus vehículos, lo que resulta mucho mas lesivo a la sociedad.

Las estadísticas son vinculantes y sus resultados alarmantes, sea por el bajo salario, por la cultura del maceteo, o por bajo niveles de educación, los miembros de la Policía Nacional siguen siendo la herramienta más poderosa que tiene a su alcance la delincuencia y el crimen organizado en los actuales momentos en la República Dominicana, a tal punto que cuando tu sale en horas nocturnas a cualquier emergencia te siente inseguro.

Por ejemplo, el caso de lo que sucede en la pequeña población pacifica y humilde, como Los Alcarrizos Viejo, que no alcanza los 10 mil habitantes, que en los años 70 fue declarado por el famoso poeta J. Pedamanzo Yunior como “Una Villa Serpiente Escondida Entre Cedros”, ahora se ha convertido en un

infierno por la presencia de un grupo de bandolero, que aparentemente con el apoyo de los policías que prestan servicio allí tienen el barrio en zozobra.

Según los medios de comunicación y algunas personas que fueron contactadas por nosotros, no han valido las llamadas realizadas a Z-8, (Escándalo en la Via Publica de la P.N) ni al 9-11. Las ruidosas bocinas siguen funcionando una en un punto de venta manejado por la señora Yoselyn y sus dos hijos El Moñu y Joel que según apuntan reside en la calle Padre Betancourt numero 41, en una casucha que le alquilan los descendientes del señor Luis Maria Cuello, en donde alquilan la Hookah, y consumen diferentes tipos de estupefacientes a alta hora de la noche y de la tarde, poniendo en juego la salud de las demás personas que residen en el lugar, estimulando la vagancia y la delincuencia.

Al frente de esa vivienda señalan, existe un tal Freddy, El Pollero, que promueve la venta de los estupefacientes con una música estruendosa que tiene su jeeepeta, color rojo, lo cual tiene esa barriada consternada bajo la mirada indiferente de las autoridades.

Se supo que durante el mes de diciembre entre las calles Juan Isidro Jiménez, Triste (donde está el destacamento y la dirección Regional), entre las calles Altagracia y Padre Betancourt de Los Alcarrizos Viejo, se cometieron más de 18 atracos cometidos por antisociales bajo la mirada indiferentes de las autoridades, ya que algunos se querellaron sin ningún resultado.

Lo grande del caso es, que se ha informado que en las grandes fiestas que se realizan en la calle Padre Betancourt próximo al destacamento de Los Rieles en Los Alcarrizos, se han visto miembros de la Policía Nacional y un carro negro que tiene la misma sirena de la Policía inexplicablemente.

En el lugar residen además mujeres, niños y envejecientes, e incluso al lado hay una anciana que fue intervenida quirúrgicamente por el malestar que le ocasiona el humo de las drogas y las hookah.

Esta situación que se vive es la continuidad de lo que sucede en una cadena de negocios de Miden The Book Of Sous,(4 en total), que fueron instalados

en la calle principal de Los Alcarrizos en las proximidades del destacamento de Los Rieles.

Los residentes han solicitado la intervención del honorable presidente Danilo Medina, que tiene permanentemente su corazón puesto en los oídos del pueblo para que a esta situación se le busque una salida, ya que vivir bajo esta situación se le hace insoportable.

También los señores Oscar Santiago, Pedro Regalado, Yolanda Santos, María Ramona Santos, Josefina Guerrero, Pablo Luis Cordero, han protestado y reclamado a las autoridades una vigilancia mas rigurosa y un mayor patrullaje por parte de la Policía Nacional antes que la situación sea más insoportable.

 

 

Comenta