El arte de perdonar

Por Karla Patricia Zacarías Reinoso jueves 4 de junio, 2020

Hace unos días predicaba acerca de la importancia del perdón a unos jóvenes y cuando lo hacía al mismo tiempo sentía que Dios quería enviarme un mensaje, que el objetivo de aquel día no era solo llevar la palabra, sino que yo entendiera lo realmente valioso de esta acción para empezar a practicarla.

Leyendo la historia de Jesús en el hogar de Simón el fariseo, me llamó mucho la atención lo que Jesús dice en Lucas 7:47 luego de que una mujer pecadora le lavara los pies con sus lágrimas y los ungía con perfume:  Por lo cual te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; mas aquel a quien se le perdona poco, poco ama.

 Y esto me lleva a reflexionar sobre la mayor definición de amor que es el perdón sin lugar a dudas y como cuando perdonamos a los demás estamos enviando ese mensaje de amor, compasión y comprensión. Pero por otro lado cuando no tenemos ese hábito de perdonar, nos damos cuenta de la falta de amor que hay en nosotros.

Veo como hay personas que se les dificulta perdonarse a ellos mismos y eso va de la mano con lo difícil que se les hace aumentar ese amor propio. Es que todo está relacionado y si no podemos perdonarnos a nosotros mismos como podremos amar y perdonar a los demás.

Hace unos meses publiqué un escrito donde comentaba que el amor siempre gana y hoy lo confirmo nuevamente. Cuando nuestro estilo de vida se basa en el amor, saldremos ganadores y al mismo tiempo serán perdonados nuestros pecados sin importar la cantidad o el tamaño.

Cuando perdonamos nos liberamos, lanzamos la ofensa o el daño y le decimos a Dios ‘’ A partir de ahora solo me corresponde orar’’. Orar por esa persona, por ese corazón, por esa familia, pero ya tu soltaste esa mochila de culpa y falta de perdón que a veces pesa tanto y nos imposibilita ver los milagros que ya están destinados para nuestras vidas.

Pedir perdón siempre será necesario, no por el otro sino por ti.

No es fácil, pero es liberador.

Escrito por Karla Patricia Zacarías Reinoso.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar