El amor siempre gana

Por Karla Patricia Zacarías Reinoso jueves 13 de febrero, 2020

Como muchos saben el amor es mi tema favorito y sin duda lo que me mantiene con energía siempre. Les escribe una romántica empedernida que siempre apuesta al amor y a la transformación que este provoca cuando lo ejercemos saludablemente.

Al tocar este poderoso sentimiento siempre me viene al pensamiento el libro de 1 Corintios 13, donde podemos deleitarnos con la definición de amor más real que he conocido, a mi entender. El amor es sufrido, se goza siempre de la verdad, todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera y todo lo soporta. El amor nunca deja de ser y el siempre gana. No importa la situación, guerra, batalla, tristeza o enojo, el amor SIEMPRE GANA.

O díganme ustedes si al finalizar una discusión con su pareja, lo primero que hacen es abrazarlo y evitar perder más tiempo enojados.

Sin embargo, siempre leemos de lo bonito que es el amor, pero muy pocas veces profundizamos en lo que NO es el amor. Y quiero aprovechar para decirte que no te quedes donde no puedas visualizar un amor así, un amor bonito, lleno de sueños y no de miedos, un amor puro, genuino, pero sobre todo un amor saludable. No te quedes donde haya envidia porque en las discusiones no querrán entenderte, solo defenderse. No te quedes donde te maltratan y te humillan porque el amor no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor. No te quedes donde te pongan fecha de caducidad, porque el amor nunca termina, si es real. No te quedes donde te opriman, porque el amor es libertad.

Si tratan de confundirte diciendo que ese amor no existe, no les hagas caso. El amor sí existe, la lealtad sí existe, lo que casi no existe son personas capaces de asumir ese puesto.

Que hoy podamos volver a creer en lo asombroso que es darlo todo por amor, que podamos volver a sentir esas mariposas en el estómago y porque no, el zoológico completo. Que podamos empezar a sentir lo indescriptible que es orar por ese alguien que amas, que podamos olvidarnos del ruido de las redes sociales y vivamos lo rico de ese amor en privado, que podamos disfrutar de esos ojos brillantes que nos miran diariamente como si fuéramos el mejor premio de la lotería y que con nuestro corazón y testimonio podamos demostrar una vez más, que el amor siempre gana.

1 Corintios 13:13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

 

Escrito por Karla Patricia Zacarías Reinoso

 

 

 

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar