El ácido del diablo, un asesino suelto en República Dominicana

Por Elias Samuel Rosario Mata

La noticia sobre la muerte de Yanely Arias a causa del ácido del diablo, recorrió todo el mundo. La prensa internacional la usó para destacar otros casos, que ocurrieron anteriormente. Presentando a nuestro país como un infierno terrenal y opacar su atractivo turístico. “El Acido del Diablo, un Asesino Suelto en República Dominicana, es el título de un reportaje publicado por Prensa Latina.

La información destaca lo siguiente: “Estos actos criminales, los cuales afectan a la población dominicana, lo mismo son usados por asuntos pasionales que en asaltos y atracos, sin importar las muertes ocasionadas y en el mejor de los casos, lesiones graves como le sucedió a Esther Jiménez, quien fue intervenida quirúrgicamente en 27 ocasiones”.

Se nota la intensión de dañar nuestra imagen, propagando la falsa información de que es usado en “asaltos y atracos”. Es parte de la lucha por atraer turistas que se registra en la región. Lo que hace imprescindible el uso de todos los mecanismos disponibles, para mantener uno de los principales renglones de la economía. Por tanto, se requiere de una rápida y efectiva intervención del gobierno.

Es urgente, que se tomen medidas para disminuir los efectos de esta campaña. Hechos tan monstruosos alejan al visitante y es necesario frenarlos a tiempo. El nivel de seguridad, que ofrece un país es determinante para visitarlo. Siguiendo con el tema, los medios internacionales volvieron a la carga, con la publicación de una manifestación de las victimas frente al Congreso reclamando justicia.

Señalan el caso de Esther Jiménez, que hace nueve años fue atacada por un desconocido, por encargo de una tercera persona, que nunca ha sido descubierta.  “Quiero que cambien la ley, porque el que le hace esto a una persona es matarla en vida. Quiero que le den 30 años para el que lo tira y 30 para el que lo manda tirar”. dijo Franklin de la Rosa, a Efe. El único hombre en la protesta, víctima del ácido

En un país, donde las altas pensiones se repiten constantemente para favorecer a los allegados al gobierno. En muchos casos sin necesitarlas, porque les sobran los recursos. El presidente Abinader, debería tomar en cuenta a quienes sufren esta desgracia y perdieron sus fuentes de ingresos. Asignándoles pensiones, que les permitan costear algunos gastos médicos requeridos y cumplir con sus necesidades básicas.

Muy pocos podrán seguir trabajando con la desfiguración de sus rostros y necesitan de una mano amiga para continuar sobreviviendo. Los que tienen grandes fortunas debieran seguir el ejemplo de la rapera Cardi B, quien donó diez mil dólares a Yaciri Rodríguez una joven de 19 años que fue atacada con el ácido. Nada nos llevamos. Lo único que nos acompañara eternamente, es el bien que hacemos.

Por Lic. Elías Samuel Rosario Mata

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar