El 66 % de los brasileños apoya control de entrada a inmigrantes

Por EFE sábado 29 de diciembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, RÍO DE JANEIRO. – El 66 % de los brasileños apoya la imposición de controles de entrada a los inmigrantes en Brasil, en donde en los últimos meses han buscado refugio miles de venezolanos que huyen de la crisis política, económica y social de su país, según un sondeo divulgado hoy por la firma Datafolha.

De acuerdo con el sondeo, que escuchó a 2.077 personas en 130 municipios del país entre el 18 y el 19 de diciembre, el 42 % de los encuestados dijo concordar totalmente con que Brasil imponga mayores controles a la entrada de inmigrantes y un 24 % dijo concordar parcialmente.

Un 18 % dijo estar en desacuerdo totalmente con esa propuesta, 12 % dijo estar parcialmente en desacuerdo, 2 % no supo responder y 1 % dijo que ni estaba de acuerdo ni en desacuerdo.

Según el sondeo, entre mayor la renta del entrevistado, mayor su apoyo a la imposición de restricciones a los inmigrantes, posición que es apoyada por el 74 % de los que ganan más de 10 salarios mínimos y por el 62 % de los que ganan menos de 2 salarios mínimos.

De la misma forma, los hombres (72 %) son más favorables a las restricciones que las mujeres (62 %).

La encuesta fue realizada poco después de que el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmara que pretende adoptar “criterios más rigurosos” para autorizar la entrada de inmigrantes.

Tanto el líder ultraderechista como su futuro ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, son contrarios al Pacto Mundial de Migración aprobado este mes en Marruecos por los miembros de la ONU, incluyendo Brasil.

De acuerdo con el Gobierno, el número de inmigrantes y refugiados recibidos por Brasil se dobló entre 2016 y 2017, cuando llegó a 148.645, lo que convirtió al país en el sexto en el mundo con más peticiones de refugio recibidas.

La mayoría de los inmigrantes que ingresaron a Brasil en los últimos años llegó procedente de Venezuela, Haití y Siria.

De acuerdo con los datos oficiales, desde 2017 y hasta septiembre pasado ingresaron a Brasil 154.920 venezolanos por la localidad fronteriza de Pacaraima, en el estado amazónico de Roraima y único paso fronterizo entre ambos países, pero algo más de la mitad (79.402) ya ha abandonado el territorio nacional.

De los que decidieron quedarse en Brasil, cerca de 5.200 están en alguno de los albergues construidos en Boa Vista, capital de Roraima, y dependen actualmente de la ayuda humanitaria.

Las autoridades brasileñas estiman que entre 700 y 800 venezolanos llegan diariamente a Pacaraima.

La falta de estructura de Roraima, uno de los estados más pobres del país, ha generado conflictos entre brasileños y venezolanos en la frontera y obligó al Gobierno a iniciar un proceso para trasladar a los inmigrantes a otras ciudades, que avanza lentamente.

Para resolver la crisis generada por la llegada de los venezolanos, el presidente brasileño, Michel Temer, decretó a mediados del año una intervención en la seguridad de Roraima para poder enviar el Ejército a atender a los inmigrantes.

Bolsonaro, por su parte, asegura que no obligará a los venezolanos que han buscado refugio en el país a volver a Venezuela pero que sí impondrá un régimen para controlar su ingreso.

“Debe haber un régimen de control para esa gente que está huyendo del hambre y de la dictadura, pero también hay gente que no queremos en Brasil”, afirmó.

 

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar