Ejército maliense busca a monja colombiana secuestrada en zonas fronterizas

Por El Nuevo Diario jueves 9 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, BAMAKO.- El Ejército de Mali está buscando a la religiosa colombiana Gloria Cecilia Narváez Argoti, secuestrada en la noche del martes en Karangasso (suroeste del país), por las zonas fronterizas con Costa de Marfil y Burkina Faso, según dijeron a Efe fuentes policiales.

Aunque las autoridades dan prioridad a la pista yihadista, todavía ningún grupo ha reivindicado el secuestro, mientras que dos personas han sido detenidas por su presunta implicación, sin que se hayan filtrado detalles sobre ellos.

Las fuentes sí han dado algunas precisiones sobre la noche del secuestro: cuatro hombres con armas blancas entraron en la parroquia de Karangasso, donde residen cuatro monjas colombianas, a las que reclamaron todo el dinero y los bienes de valor.

Al partir, los hombres se llevaron con ellos a la religiosa y robaron una ambulancia que encontraron en el lugar y que abandonaron poco después.

Presumiblemente, la huida de los secuestradores con su rehén continuó en moto, hacia la zona fronteriza entre los tres países.

El secuestro ha causado indignación en los medios católicos de Mali (donde el cristianismo es minoritario: menos del 5% de la población), que se quejan de la inseguridad en que vive esta comunidad.

Narváez, de 48 años, pertenece a la congregación de las Hermanas Franciscanas y trabaja en Mali desde hace 25 años, en tareas de asistencia y formación de habitantes rurales, según la emisora colombiana Caracol Radio.

Al carecer Colombia de representación diplomática en Mali, es la embajada en Ghana la que se ha hecho cargo del caso y se ha coordinado con las autoridades malienses para lograr la pronta liberación de la religiosa.