Efraím Castillo

Por Ramón Saba jueves 28 de febrero, 2019

Nació en Santo Domingo el 30 de octubre de 1940.

Narrador, dramaturgo, ensayista, poeta y publicitario. Ha ejercido simultáneamente las carreras de publicista y escritor. Fue Director Creativo de las agencias publicitarias Excelsior, Fénix, Bergés-Peña, Extensa y en su propia empresa Síntesis. Columnista de los periódicos El Nacional, La Noticia, Ultima Hora, Listín Diario, Revista Mercado y Revista Ahora. Director de la Revista de cine Butaca 92. Director del programa televisivo Sobre Publicidad dominicana  que se transmitía por el Canal 4. Ha dictado infinidad de charlas, conferencias y talleres sobre diferentes tópicos, entre ellos publicidad, mercadotecnia, cine y creatividad.

Su legado literario está compuesto por títulos como Currículum: El síndrome de la visa (Premio Nacional de Novela 1982), Inti Huamán o Eva, Again, El personeroGuerrilla nuestra de cada día  Premio Nacional de Novela 1999) en novela; Rito de paso y otros cuentos, Los ecos tardíos y otros cuentos (Premio Nacional de Cuento 2001) en cuentos; Viaje de regreso, La cosecha, Los lectores del ático (Premiada en Casa de Teatro,  1990) y Los inventores del monstruo (Premio Nacional de Teatro 2004) en dramaturgia; Confín del polvo en poesía y Pulso publicitario (Sobre publicidad dominicana), La especificidad publicitaria y su adaptación al entorno social, Publicidad imperfecta, Oviedo: Trascendencia visual de una historia,  El discurso simbiótico de la publicidad dominicana y Efraim Castillo: Los años de la arcilla en ensayos.

 

Su obra ha sido reconocida y premiada en muchas ocasiones, destacándose los galardones Premio Nacional de Cuento 2001, Premio Nacional de Teatro 2004, dos premios de cuento en los concursos de La máscara (1968 y 1969), accésit concurso sobre la Revista Rotaria (1971), dos premios de teatro en los concursos de Casa de teatro, un premio de teatro en el concurso del Banco de Reservas del 1972, accésit en el Primer Concurso de Cuentos del Béisbol 2008, Premio Nacional de Novela, 1982,  Premio Nacional de Novela 1999; además que sus textos han figurado en múltiples antologías.

 

Efraím Castillo es un referente indiscutible de la publicidad dominicana, quien próximamente pondrá a circular su nueva obra relacionada con este oficio, en la Universidad APEC  Para mí es un privilegio contar con su amistad y compartir espacio y sabiduría con los notables que forman parte de LA PEÑA MERIDIANA, como él, Diógenes Céspedes, iván García Guerra, Manuel Ramón Gómez Cerda, Freddy Ortiz, Carlos Mario Echenique, Raúl Bartolomé, Sergio Forcadell Feliú, Alejandro Paulino Ramos, Giovanni Archetti, Alberto Santana y Luis Beras. Él es uno de los hombres más cultos que he conocido, su versatilidad no tiene parangón alguno con nadie que conozca. Aborda cualquier tema con brillantez, desde la poesía temática del simbolista Baudelaire hasta las oraciones inclementes de una lombriz en Babilonia. Conversar con él es estar de frente a una enciclopedia real y no regatea tiempo ni palabras para donar su conocimiento a quien le aborde… Efraím es el ejemplo perfecto de lo que es un maestro.

 

El escritor Manuel Mora Serrano es de opinión que Efraím Castillo desborda la paciencia general y lleva a zonas realistas que nadie quiere ver como son y que él —con economía de adjetivaciones inútiles y sin ínfulas de renovador del lenguaje— lleva a zonas prohibidas.

 

El ensayista y crítico Diógenes Céspedes considera que Con Currículum es una novela de calidad y ella se viene a sumar a otros textos importantes como Sólo cenizas hallarás, de Pedro Vergés y Biografía difusa de Sombra Castañeda, de Marcio Veloz Maggiolo.

 

El escritor Roberto Marcallé Abréu afirma que Efraím Castillo no es un escritor común, sino un sobresaliente intelectual que vierte su cultivado intelecto y su singular creatividad en las letras. Yo por mi parte lo considero un valiente luchador por los mejores intereses de la nación, brillante profesional, gran maestro de la publicidad y un amigo leal a carta cabal.

 

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un fragmento de un poema de Efraím Castillo:

 

Llámame Ismael para embarcarme de nuevo en el Pequod

En Nantucket las fábulas de espectros sacuden los oídos
y desearás ver en las ventanas de las casas dormidas
a niños y doncellas aguardando la alborada.
¿Serán patrañas las bruñidas visiones del pasado?
¿O acaso pétalos de albor para revivir los deseos?

Cada vieja casa de Nantucket aloja goteros mágicos
y sus tejas conducen a corales y crecientes sargazos.
¡Que lo grite Metacomet, el wampanoag,
matador irredento de los aposentos blancos!

Por Ramón Saba

Anuncios

Comenta