Efectos de un Veneno

Por Américo Celado S viernes 16 de abril, 2021

La pasada semana el pueblo dominicano despidió a Jack Veneno, quien ha sido su más auténtico y carismático Súper Héroe, el que en los cuadriláteros combatía a los representantes de la maldad.

Rafael Sánchez perdió su identidad como ciudadano cuando decidió ser luchador profesional de la mano de Arcadio Disla Brito, el legendario Vampiro Cao, y Francisco Acosta, el Puma, quienes lo proyectaron como la figura ideal para tomar el bastón que diera continuidad al deporte-espectáculo en el país, y no los defraudó.

Cao, visionario, se fue al retiro para impulsar a Veneno junto al veterano Puma a través de su empresa Dominicana de Espectáculo y convertirlos en campeones del Caribe en pareja.

La creatividad y el carisma de Veneno le fueron colocando como la principal figura de la lucha libre nacional, sus acrobacias desde la tercera cuerda, las tijeretas, patadas voladoras sus singulares llaves como la polémica que obligaba a los contrarios a abandonar o su especial golpe de la manigueta que usaba para derribar a un tambaleante rival.

Su aura creció en los años 70, eran los tiempos de El Cacique Mara, El Taira, Mister Lee, El Morocho, Toro Negro, El Cuervo, El Llanero, El Rudo Texas, El Gran Castillo, Black Demon, Bobby Rodena, Taras Bulba, Vic Jovica, Masambula, el Monje Loco, la Muerte Primera y segunda, Buddy Monte y muchos otros que obedecían el arbitraje del inolvidable El Príncipe o al repudiado Santo Asesino.

Los años 80 llegaron con el hijo de Doña Tatica catapultado con la gran figura de la lucha latinoamericana, que en el país polarizó sus más encarnizadas batallas con Relámpago Hernández, el genio del mal, y otros talentosos luchadores de la talla de Puño de Hierro, El Príncipe Sabú, El Ángel Blanco, El Espartaco, los Astroman 1 y 2, los hermanos Bronco, El Buitre, Mister T, el mexicano Judas, Hugo Savinovich, Carlitos Colón, Thunderman, Mister Haití, Golden Boy, Raffy Sánchez… hasta las épicas y sangrientas batallas frente al norteamericano Ric Flair por el título mundial.

Su carisma lo llevó a convertirse el gran promotor de publicitario junto a un eufórico Silvio Paulino e hicieron famosas marcas que anunciaban en los programas de televisión de las carteleras, tales como el salami Induveca, Forty Malt, motores Sanyang o el lustrador de calzados Buffalo.

Sostengo la tesis de que Jack Veneno junto al doctor José Francisco Peña Gómez y el cantante Fernando Villalona son las tres figuras más carismáticas en la historia de la República Dominicana, auténticos fenómenos sociales.

Su cuerpo se acaba de marchar pero nos deja envenenado de nostalgia, repasando sus recuerdos… hasta luego campeón de la bolita del mundo y oigan la ambulancia.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar