EEUU y la Unión Europea firmarán un acuerdo para exportar más carne de vacuno

Por EFE viernes 2 de agosto, 2019

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON.- El principal asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, anunció que EE.UU. y la Unión Europea (UE) firmarán este viernes un acuerdo para exportar a los países europeos más carne de vacuno, pero con la condición de que no esté tratada con hormonas de crecimiento.

“EE.UU. tiene muy buena carne vacuna, vamos a vender más”, manifestó Kudlow en declaraciones a la prensa.

El presidente estadounidense, Donald Trump, firmará el acuerdo a las 13.45 hora local (17.45 GMT) en la Casa Blanca, indicó Kudlow.

En junio, la Comisión Europea ya había anunciado que la UE y EE.UU. habían llegado a un acuerdo para que los productores estadounidenses vendan en Europa una mayor cantidad de carne de vacuno, siempre que no haya sido alterada con determinadas hormonas de crecimiento.

Bajo el acuerdo, los productores estadounidenses podrán vender en Europa hasta 35.000 toneladas de carne de ternera durante un periodo de siete años.

Los estándares sobre la calidad de la carne establecidos por la EE.UU. y la UE son muy diferentes: algunas compañías estadounidenses están prohibidas en Europa porque usan hormonas para engordar artificialmente al ganado, lo que está prohibido por la regulación europea ante el temor de que pueda resultar dañino para la salud.

Ante esos temores, en 1989, la Unión Europea prohibió la importación de EE.UU. de carne de vacuno modificada genéticamente.

En un principio ese veto tenía un carácter temporal, pero en 2003 el club comunitario decidió prohibir permanentemente la carne de ternera tratada con una hormona llamada estradiol (un esteroide sexual femenino) y vetó temporalmente la carne alterada con otros cinco tipos de hormonas.

Esa decisión hizo que EE.UU. llevara a la UE ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por considerar que estaba infringiendo las normas internacionales de comercio.

Tras años de litigio, en 2009, la UE y Estados Unidos alcanzaron un acuerdo por el que se establecía que EE.UU. y otros países podían vender en Europa hasta 45.000 toneladas de carne de vacuno sin hormonas de crecimiento.

Lo que el nuevo acuerdo establece es que, de esa cuota de 45.000 toneladas, unas 35.000 serán vendidas exclusivamente por productores estadounidenses.