EEUU planea invertir 7.500 millones de dólares en estrategia militar en Asia

Por El Nuevo Diario Lunes 8 de Mayo, 2017

Washington, 8 may (EFE).- El Pentágono ha respaldado un plan de inversión de 7.500 millones de dólares en cinco años para una nueva estrategia militar en la región de Asia-Pacífico, que incluye la actualización de infraestructuras y el despliegue de más tropas, informó hoy el diario The Wall Street Journal (WSJ).

El plan podría elevar las críticas de China por la mayor presencia militar en la región, mientras que Estados Unidos sigue manteniendo su postura de presión hacia Corea del Norte y de apoyo a sus aliados surcoreanos y japoneses.

El plan sustituiría la política hacia Asia mantenida por la Administración del expresidente Barack Obama (2009-2017), centrada en el plano comercial y diplomático y que, no obstante, llevó a un aumento de la presencia militar y naval en la región.

La nueva estrategia se ha dado en llamar Iniciativa de Estabilidad en Asia-Pacífico y ha sido formulada en su mayor parte por el senador republicano y excandidato presidencial John McCain.

El secretario de Defensa, James Mattis, así como el jefe del Comando del Pacífico, el almirante Harry Harris, han alabado públicamente el plan, aunque sin que se definieran los detalles del mismo.

Según McCain, el plan tiene como principio básico una mejora de la postura militar en Asia, más inversión en infraestructuras estratégicas, nuevo equipamiento militar, ejercicios militares conjuntos más frecuentes y cooperación militar con aliados regionales.

El Gobierno de Donald Trump se ha mostrado favorable a acercar posturas con China, al tiempo que ha elevado sus amenazas contra el régimen de Corea del Norte, aliado de Pekín, con la intención de poner fin a la "paciencia estratégica" del Ejecutivo de Obama.

Obama mantuvo una postura moderada frente a las provocaciones de Corea del Norte, centrada en las sanciones, mientras que elevó la presencia militar el Pacífico con el despliegue de 1.200 infantes de Marina en Australia.

Asimismo, negoció un mayor acceso a bases militares en Filipinas y el despliegue de navíos de vigilancia litoral en Singapur.

Estos movimientos se dieron al tiempo que China aumentaba su presencia en islotes en disputa en el mar de China Meridional, con instalaciones que podrían tener uso militar, y que preocupa a vecinos como Filipinas, Malasia o Vietnam. EFE