EEUU e Israel vetan la entrada de Palestina en la Conferencia de Desarme

Por EFE lunes 21 de enero, 2019

EL NUEVO DIARIO, GINEBRA.- Estados Unidos e Israel rechazaron hoy la entrada de Palestina como Estado observador en la Conferencia de Desarme, algo que fue criticado por otros países musulmanes y naciones como Cuba o Venezuela en la primera sesión del año de este foro multilateral que en 2019 cumple cuatro décadas.

Israel justificó su rechazo negando a Palestina su condición de Estado, EEUU se unió al veto y la presidencia rotatoria de la conferencia, actualmente en manos de Ucrania, optó por no aceptar la solicitud palestina argumentando la falta de unanimidad.

La no inclusión de Palestina motivó las protestas de países como Turquía, cuyo representante en la reunión de Ginebra pidió evitar bloqueos de este tipo “para que la atmósfera de la conferencia no corra peligro debido a la politización”.

Siria subrayó que “algunos miembros siguen politizando la conferencia de forma flagrante” y recordó que Palestina ya es miembro observador de la ONU, algo a lo que EEUU respondió con el argumento de que la Conferencia de Desarme es un organismo independiente de las Naciones Unidas.

Egipto, Irán, Vietnam, Irak, Corea del Norte, Argelia, Bangladesh o Indonesia se sumaron al apoyo a Palestina, y este último país recordó la creciente participación palestina en foros internacionales, hasta el punto de que acaba de asumir la presidencia del G77, el mayor grupo negociador dentro de la ONU.

Venezuela también dio su apoyo a la solicitud, acusando a algunos Gobiernos de “negar los legítimos derechos de ese pueblo”, y Cuba lamentó el rechazo a una representación palestina que “podría contribuir al trabajo” del foro de desarme.

La Conferencia de Desarme fue creada en 1979 en una sesión especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas, tiene 65 Estados miembros y se reúne habitualmente en la Sala del Consejo del Palacio de las Naciones de Ginebra, decorada con pinturas murales del artista español Jose María Sert.

Países como Guatemala, Honduras, Grecia, Portugal o Tailandia, entre otros, sí fueron admitidos hoy como Estados observadores.

En la sesión pública de hoy, el representante estadounidense intervino para criticar la proliferación de armamento rusa, que en opinión de Washington pone en peligro el futuro del tratado de eliminación de misiles nucleares de medio y corto alcance (INF) suscrito por EEUU y la Unión Soviética hace 30 años.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar