EE.UU. prevé que renegociación de TLCAN no iniciará hasta finales de 2017

Por El Nuevo Diario Miércoles 8 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON.- La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con México y Canadá, que el presidente estadounidense, Donald Trump, ha subrayado como una "prioridad", probablemente no comenzará "hasta finales de año", afirmó hoy el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

"Me gustaría que hubiera resultados mañana, pero así no es como funciona el mundo. Probablemente, no será hasta finales del año cuando las verdaderas negociaciones comiencen", remarcó Ross en una entrevista con la cadena televisiva Bloomberg.

Ross, empresario multimillonario que hizo su riqueza en el sector siderúrgico, agregó que espera que "las conversaciones no lleven sustancialmente más de un año".

El nuevo secretario de Comercio, que fue ratificado el pasado mes de febrero, reconoció el "nerviosismo existente" entre algunas empresas por el resultado de estas negociaciones, pero aseguró que se debe a la "incertidumbre" generada, por lo que expresó su deseo de avanzar "rápidamente".

Según la ley actual, que otorga poderes especiales al presidente para negociar acuerdos comerciales, Trump debe dar aviso al Congreso con 90 días de antelación su intención de revisar un acuerdo previo, y presentar los objetivos ante los comités respectivos de las dos Cámaras legislativas: la Cámara de Representantes y el Senado.

El TLCAN firmado en 1994 entre EE.UU., Canadá y México incluye una cláusula para la retirada de sus miembros, pero exige un aviso previo de 6 meses.

El presidente ha calificado el pacto como un "desastre" para la economía y los empleos estadounidenses y ha situado su renegociación como una prioridad de su gobierno.

Trump y su equipo aseguran que el tratado está restando empleos en Estados Unidos por empresas que se han trasladado a México para aprovechar las ventajas de una mano de obra más barata, y apuntan al déficit comercial de 60.000 millones de dólares al año como muestra del desequilibrio.

La voluntad de Washington de modificar el TLCAN, con amenazas incluidas a empresas que pretendan trasladarse al vecino del sur, ha deprimido las perspectivas económicas en México y ha afectado de manera significativa al peso mexicano, que se ha depreciado notablemente respecto al dólar desde la victoria electoral Donald Trump en noviembre pasado.