EDUCA lanza estudio sobre situación de políticas empleo juvenil en RD

Por El Nuevo Diario jueves 21 de marzo, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Acción Empresarial por la Educación (EDUCA) presentó este jueves al país su libro “Los Jóvenes Dominicanos: esos desconocidos”, un documentado estudio sobre la realidad de ese importante segmento de la sociedad, que representa al 27% de la población del país, especialmente en lo que tiene que ver con su formación docente y profesional.

El documento plantea una serie de propuestas para superar el éxodo de estudiantes de los recintos escolares y apuntalar su oportunidad de formación profesional.

En ese sentido la publicación de EDUCA, que cuenta con el auspicio del programa Nuevos Empleos y Oportunidades (NEO-RD),  iniciativa, impulsada por el Grupo BID a través de su Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), y la Fundación Internacional de la Juventud (IYF, por sus siglas en inglés), y el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, sugiere que en el modelo de Jornada Extendida se incorpore la impartición de capacitaciones en las habilidades demandadas por el mercad0 de trabajo.

 

La actividad de lanzamiento tuvo lugar en el Hotel Jaragua de esta ciudad y estuvo encabezada por Samuel Conde, presidente de EDUCA,  con la asistencia del Ministro de Educación, Cr. Antonio Peña Mirabal, el Director del FIES, Dr. Lucas Vincens, y destacadas autoridades del Estado Dominicano, del empresariado, de la Academia y de la comunidad educativa.

Al destacar la pertinencia del estudio, el presidente de Educa enfatizó tener la  “firme convicción de que una buena política pública comienza por estudiar a profundidad el perfil de los beneficiarios, así como conocer y considerar sus inquietudes, preocupaciones y aspiraciones”.

Dijo esperar que a través de su exposición los jóvenes sean más conocidos.  “Se busca darle visibilidad a este grupo que constituye nada más y nada menos que uno de cada cuatro del conjunto de la población dominicana”, precisó.

Explicó que el tratado tiene como propósito constituirse en una herramienta para la toma de decisiones en materia de política para jóvenes al servicio de  las diferentes instancias del Estado Dominicano competentes en el tema jóvenes.

“En el camino de la ejecución de este proyecto fuimos advirtiendo que, a pesar de que la oferta educativa sobre la cual se estaba rediseñando, estaba orientada fundamentalmente a atender a la población joven, poco sabíamos sobre las características, intereses, opiniones y perfiles en general de este grupo de edades definidos entre 15 y 29 años de edad”, comentó.

“En suma, concluimos en que este grupo conformaba un segmento de la población desconocido, un tanto invisible.  Tal vez, porque el concepto de los jóvenes es demasiado ambiguo, heterogéneo y porque constituye una dimensión relativamente reciente, en términos históricos, en la clasificación de los grupos de edades”, recalcó.

 La presentación técnica estuvo a cargo del Director Ejecutivo de EDUCA, Enrique Darwin Caraballo. Entre los principales temas de formación a considerar resaltan la capacitación técnica, habilidades socioemocionales, emprendimiento e inglés. Se recomienda también la adaptación del programa de Inglés de Inmersión, para que jóvenes que se encuentren cursando la secundaria puedan sacar provecho del mismo.

La investigación de EDUCA plantea la creación de un sistema integral de apoyo para los jóvenes como mecanismo de prevención del abandono escolar.

El estudio reflejó la necesidad de mayor acompañamiento a los jóvenes que experimentan situaciones de riesgo o vulnerabilidad, sobre todo para aquellos que se encuentren fuera del sistema educativo. Por tanto, se sugiere que el rol desempeñado por los psicólogos y orientadores dentro de la escuela, sea tanto preventivo que reactivo. Es decir, garantizar que estos puedan identificar de manera oportuna las situaciones de riesgo que afectan a sus estudiantes, así como contar con protocolos estandarizados en todos los centros educativos para abordar las problemáticas.

Se recomienda elaborar protocolo para que el cuerpo docente, las familias y los mismos estudiantes conozcan a quien acudir, ante el surgimiento de cualquier caso que vulnere derechos fundamentales.

Considera que de esta forma, la comunidad educativa contribuirá a la prevención de la salida prematura del sistema de los estudiantes. – Implementar medidas de carácter permanente en los centros educativos para reducir la incidencia del embarazo en la adolescencia y sus consecuencias en la tasa de abandono escolar. Se recomienda incorporar en el currículo la educación para la salud sexual y psico-afectiva desde el nivel inicial.

Como complemento, y especialmente para los estudiantes adolescentes, es necesario crear programas que les permitan conocer acerca de relaciones interpersonales sanas, enfermedades de transmisión sexual, beneficio de reforzar el inicio de una sexualidad activa, consecuencias del embarazo adolescente y mecanismos para continuar los estudios a pesar del embarazo. – Diseñar programas de formación laboral, habilidades para la vida, y orientación dirigidos a jóvenes vinculados con actividades delictivas y/o al consumo y micro tráfico de sustancias ilícitas.

Se identificó que una cantidad importante de jóvenes abandonan la escuela motivados por vínculos con actividades al margen de la Ley. Por la situación en que se encuentran, éstos requieren de un tratamiento especializado que les facilite insertarse en la sociedad, ya sea a través del mercado laboral o el sistema educativo.

La experiencia del proyecto Alerta Joven, coordinado por Entrena, puede servir de modelo para el diseño de intervenciones dirigidas a atender las necesidades de estos jóvenes.

Al plantear la necesidad de que se diseñen  mecanismos que faciliten el acceso de los jóvenes con mayores niveles de pobreza a programas de formación y capacitación, el informe advierte que muchos de ellos, por su situación económica, se ven impedidos de iniciar y/o continuar los estudios.

“Este es el caso de aquellos que cursan programas formativos financiados por el Estado y no cuentan con los fondos para transportarse o suplir su alimentación durante el período de estudio, así como el de padres y/o madres que no pueden costear el cuidado de sus hijos en edades tempranas.

Apunta que el Programa Juventud y Empleo, atendió esta problemática incluyendo la provisión de un estipendio dirigido a los jóvenes para que estos pudieran agotar su proceso formativo sin inconvenientes condicionados a la permanencia en el sistema educativo y el nivel de desempeño.  Al respeto propone que sea considerada la réplica de este mecanismo como fortalecer el nivel de competencias de los jóvenes a través del diseño y revisión de programas de formación para el empleo.

Enfrentan barreras

Los jóvenes enfrentan barreras para acceder a pasantías y/o para obtener un primer empleo, dado que el marco legal vigente no establece de manera concreta cómo éstos han de ser incorporados en el mercado laboral para completar su capacitación.

En el caso de los jóvenes menores de edad, existen dificultades para ser contratados en el sector formal, puesto que no se han establecido los mecanismos de su inclusión en el sistema de seguridad social. Respecto a la realización de pasantías, a pesar de que algunos centros de formación la exigen como requisito de graduación, no siempre se les garantiza el acceso a las mismas. Reenfocar el rol del Estado como articulador y coordinador de políticas de juventud.

A modo de ejemplo citan que el artículo 46 de la ley 49-00 establece que el Ministerio de la Juventud está llamado regir, formular, coordinar y dar seguimiento a las políticas de juventud. Sin embargo, en la práctica esta dependencia del Poder Ejecutivo realiza actividades que pertenecen al ámbito de acción de otras instituciones públicas. Por tanto, se recomienda que los programas y planes que realiza este Ministerio sean revisados para validar si ameritan ser continuados, y de no ser así, que estos sean transferidos a los ministerios responsables correspondientes.

APOYO FAMILIAR

EDUCA reclama que se propicie un mayor  acercamiento de las familias a los centros educativos a través de la realización de actividades de integración a la comunidad escolar.

Se recomienda que los padres, madres y/o tutores no solo sean convocados a la escuela para la entrega de calificaciones o cuando surja un conflicto con sus hijos sino que, mediante la instauración de Escuelas de Padres y Madres, se les invite a participar en charlas educativas.

En adición, a través de las Asociaciones de Padres, Madres, Tutores y Amigos de la Escuela (APMAE), se puede motivar la participación de las familias en procesos de auditoría social con el fin de mejorar el funcionamiento de los centros educativos, así como también en el desarrollo de actividades lúdicas-educativas que permitan crear y estrechar vínculos entre los actores de la comunidad edcativa.

De igual forma, se sugiere que las transferencias monetarias condicionadas (BEEP, ILAE, entre otros), incluyan como uno de los requisitos para entrega del beneficio la presentación periódica del padre, la madre o tutor en el centro educativo.

El estudio

Esta investigación se planteó dos objetivos: analizar las características demográficas y socioeconómicas de la población joven de la República Dominicana entre 15 y 29 años de edad, y estudiar las políticas y programas en materia de formación y empleabilidad dirigida a los jóvenes.

Se realizó a partir de un abordaje descriptivo, que analizó el período comprendido entre los años 2000 y 2016. Para esto, se utilizaron como principales insumos los datos recopilados a través de fuentes oficiales, tales como la Encuesta Nacional de la Fuerza de Trabajo (ENFT) del Banco Central de la República Dominicana (BCRD) y la Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples (ENHOGAR) de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE). Para complementar el análisis se realizaron entrevistas a un conjunto de instituciones públicas y privadas, vinculadas con la planeación e implementación de políticas y proyectos de juventud.

En adición, se realizaron grupos focales con jóvenes de distintos puntos geográficos del país que se encontraban en búsqueda de empleo o habían salido prematuramente del sistema educativo, con el objetivo de conocer sus opiniones respecto a la situación de estudio y empleo en la que se encuentran los jóvenes dominicanos. El análisis de los datos recopilados permitió concluir que, en la República Dominicana, la población joven se enfrenta a obstáculos que atentan contra su calidad de vida, entre estos: bajos niveles educativos, altas tasas de desempleo, y exposición a situaciones de riesgo y vulnerabilidad.

Apple Store Google Play
Continuar