Economía RD 2019: Entre desaceleración por guerra China-EEUU, petróleo y Punta Catalina

Por Massiel De Jesus miércoles 2 de enero, 2019

Vaticinan crecimiento económico de República Dominicana se mantendrá alrededor del 5%

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-El comportamiento de la economía dominicana dependerá para este 2019 de factores como los efectos provocados por la guerra comercial entre los Estados Unidos de América y China, la necesidad del pago del servicio de la deuda externa, el precio internacional del petróleo y la entrada en operación de la Central de Punta Catalina, según expertos consultados por este diario.

El Nuevo Diario entrevistó por separado a los economistas Arturo Martínez Moya, Pavel Isa Contreras y Antonio Ciriaco Cruz en torno a las expectativas económicas de la República Dominicana para el año que inicia.

Aunque cada uno de ellos cita razones diferentes sobre las  causas  en el comportamiento de la economía, coinciden en que el país no mantendrá el crecimiento económico del 2018, que según el Banco Central fue de alrededor de un 7 %,  aunque sí registrará un incremento apreciable de alrededor de un porcentaje de entre un 5 y un 5.5 %.

También concuerdan en que durante el año que inicia no se realizará una reforma fiscal, por el “costo político” que conllevaría, aunque entienden que es necesario que  se adopte esa decisión en un futuro no lejano.

Los expertos difieren, sin embargo, en el nivel de importancia que tendrá en la economía del país la entrada en operación de la Central de Punta Catalina.

Desaceleración económica

Entre las causas que Martínez Moya, Isa Contreras y Cruz atribuyen a la desaceleración económica o merma en el ritmo de crecimiento, figuran la dependencia del país del entorno internacional, donde se vislumbra un aumento en las tasas de interés, un posible incremento en el coste del barril de petróleo, y la probable financiación del déficit fiscal con una mayor deuda pública.

Arturo Martínez Moya, economista.

Martínez Moya dijo que los pronósticos para el 2019 a nivel mundial no son alentadores, debido a la desaceleración de la economía, producto de la guerra comercial que tiene el presidente estadounidense Donald Trump con China.

Indicó que este año se produciría una reducción  de las inversiones a nivel internacional y del flujo de capitales, más el anunciado aumento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos, que repercutirían negativamente en la  deuda pública nacional.

Por tal razón manifestó su respaldo de que la Cámara de Diputados aprobará el pasado 21 de diciembre la emisión de bonos de deuda pública por un monto de hasta RD$190 mil millones, a través del Ministerio de Hacienda, como parte del apoyo para cubrir el déficit financiero del Presupuesto General del Estado para el año 2019.

Finalmente, dijo que el crecimiento económico de República Dominicana para el 2019 va a depender de lo que suceda con el petróleo.

Citó como un factor importante incrementar las exportaciones de oro. “Si mantenemos un ritmo de exportación de otros renglones en un ambiente internacional muy tenso, eso va a ayudar mucho al crecimiento de la economía”, dijo.

Puntualizó que en comparación a los pronósticos de organismos internacionales a nivel de la región de América Latina, de que hay caída, un crecimiento de alrededor de 5,5 % para la República Dominicana en el 2019 “sería privilegiado”.

Antonio Ciriaco Cruz, economista.

Por su lado, Cruz también cree que el crecimiento de la economía dominicana en este año estará muy supeditado al comportamiento de la economía estadounidense y de otras variables a nivel internacional, lo que a su juicio esto generará cierto nivel de incertidumbre.

Manifestó que de producirse una desaceleración en la economía norteamericana (menos del 3 %), significaría que impactaría directamente a República Dominicana en términos de reducción de remesas y menos turistas provenientes de los Estados Unidos.

Otro elemento importante que nombró es  que en este 2019 producto de mayores tasas a nivel internacional traerá un fortalecimiento del dólar lo que a su juicio “implicaría que habrá una mayor presión para devaluar el peso dominicano”.

En ese sentido, las autoridades deben reaccionar incrementando la tasa de interés a nivel interno, lo que entiende puede disminuir la inversión privada y el consumo privado, de acuerdo a Cruz.

“Para que tengan una idea por cada 1 % que crece la economía norteamericana, la economía dominicana crece 1.6 %”, subrayó, Cruz, vicedecano de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Pavel Isa Contreras, economista.

Mientras que Isa Contreras subrayó como principales factores de riesgo, el petróleo más caro “posiblemente”, la tasa de interés más elevada, y un menor crecimiento en la economía estadounidense en comparación al 2018.

Indicó que en este año el Gobierno va a seguir con déficit fiscal importante, el cual asegura tendrá que ser financiado con más deuda pública.

“Esto significa que va haber un aumento en la deuda pública y en el año 2020-2021 vamos a empezar a pagar los costos de esta nueva deuda pública. Seguiremos cargando con el peso del problema fiscal y la deuda asociada”, puntualizó Isa Contreras.

“Las tasas de interés en el mercado estadounidense van a subir y por lo tanto las condiciones de acceso al crédito para el país (República Dominicana) van hacer más difíciles”, señaló.

Dijo que esto indica que el financiamiento del déficit público se pueda hacer un poco más complejo, aunque estableció que esto no quiere decir que el aumento de las tasas de interés va a elevar el costo de la deuda actual ya contraída sino de la que pudiera contraerse en el 2019.

“Si la tasa de interés doméstica se queda rezagada respecto a la internacionales entonces habría salida de capitales y el país se haría poco atractivo para traer dinero e invertirlo en el país”, proyectó Isa Contreras.

Reforma fiscal

Tanto Martínez Moya  e Isa Contreras  como Cruz, con argumentos diferentes, coinciden en que no creen que en este 2019 y en lo adelante se produzca algún tipo de reforma tributaria para aumentar los ingresos del Estado, pese a su importancia, debido al “costo político” que este Gobierno no asumirá.

“El 2019 ni el 2020 van a ser años de reforma, ninguna reforma relevante va a ocurrir, de la misma manera en que no lo fue en el 2018 ni el 2017, desafortunadamente”, pronosticó Isa Contreras.

Sin embargo, manifestó que a partir del 2020 el país se verá obligado a entrar a algún tipo de proceso de “ajuste fiscal”.

De igual forma, Cruz subrayó que en un futuro no muy lejano la República Dominicana se verá precisada a iniciar los trabajos de un pacto fiscal para ir saldando la deuda pública, disminuir la evasión fiscal y reorientar el gasto público y las extensiones tributarias.

“Tarde o temprano el país debe hacer un reforma tributaria o pacto fiscal, porque cada vez más el país tiene un mayor peso de la deuda y al fin y al cabo la deuda se pagan con ingreso tributario”, previó Cruz.

Impacto de Punta Catalina

Central Termoeléctrica Punta Catalina.

Para los expertos en economía, la entrada en operación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, entre enero y febrero, según reafirmó a la prensa el vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Rubén Jiménez Bichara, impactaría a la economía del país en cuanto al costo de generación de energía.

Los economistas consultados por este matutino plantean que el costo de generación de Punta Catalina sería más barato, lo que supondrá que las distribuidoras compren energía a precios más bajos.

No obstante, Isa Contreras sostiene que el problema radicaría en la pérdida de energía. “Se estará perdiendo la misma cantidad de energía sólo que más barata”, añadió.

“Yo pienso que Punta Catalina no hará una enorme diferencia en la estructura del sistema eléctrico dominicano, más allá de tener una planta base con una generación más barata”, dijo al indicar que el problema radica en la distribución.

Mientras que Martínez Moya entiende que el impacto de esta termoeléctrica dependerá de la política que siga el gobierno.

Destacó que esta podría significar una reducción de la transferencia o subsidio del Gobierno a sectores energéticos de 20,000 millones a 4 ó 5,000 millones de pesos.

 

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar