Duterte apoya a su ministra de Medio Ambiente en la guerra con las mineras

Por El Nuevo Diario Lunes 13 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, MANILA.- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, apoyó hoy el polémico plan de su secretaria de Medio Ambiente, Gina Lopez, de cerrar más de la mitad de los yacimientos del país y acusó a las mineras de causar graves daños y financiar a la oposición.

"Mirad lo que hace la minería a nuestro país", afirmó en una rueda de prensa televisada el mandatario, mientras mostraba a los periodistas una recopilación de fotos de diversos lugares de Filipinas supuestamente devastados por las actividades mineras.

Duterte convocó la rueda de prensa en el palacio de Malacañán de Manila para arropar a su ministra, cuyo cargo está pendiente de confirmación por la Comisión de Nombramientos del Congreso en una votación que previsiblemente tendrá lugar mañana martes.

Lopez, una reconocida ecologista, ha emprendido una polémica campaña contra las mineras que contempla el cierre de forma definitiva de 23 de las 41 minas operativas en el país y rescindir 75 de los 311 contratos con estas empresas por contaminar acuíferos y perjudicar a las comunidades locales.

El presidente aseguró que "Gina no miente", mostrando una a una las fotografías de las actividades destructivas de diversas empresas mineras, y retó a los detractores a "rebatir" a la ministra.

Duterte indicó que la minería aporta el Estado 70.000 millones de pesos (1.304 millones de euros, 1.390 millones de dólares) anuales, pero explicó que esta cantidad no compensa los daños medioambientales que causa.

"¿Creéis que podemos vivir con esto (el daño) a cambio de los 70.000 millones o por las contribuciones a las campañas electorales?", aseveró el presidente en un mensaje dirigido a las mineras e ilustrado con las fotos de un paisaje fértil en la isla de Palawan convertido en desierto por la extracción de níquel.

Duterte también acusó a las compañías mineras de "aportar fondos a la oposición para desestabilizarme", sin ofrecer más detalles.

El anunciado cierre de 23 minas -19 de níquel, dos de cromita, una de oro y una de hierro- ha abierto una guerra entre el Gobierno y los empresarios mineros, quienes aseguran que los planes de Lopez ponen en riesgo proyectos por valor de 22.000 millones de dólares (20.700 millones de euros).

Filipinas es el mayor exportador de níquel del mundo y posee 27 minas de este metal, que se podrían reducir a solo 8 de llevarse a cabo el plan de Medio Ambiente.