Duque lamenta muerte de “buen amigo” y testigo del caso Odebrecht en Colombia

Por EFE viernes 28 de diciembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, COLOMBIA.- El presidente de Colombia, Iván Duque, lamentó este viernes la muerte del exsecretario de Transparencia de la Presidencia Rafael Merchán, testigo en el caso de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht en el país y a quien calificó como “buen amigo”.

“Lamento profundamente la muerte del buen amigo y joven dirigente político Rafael Merchán, quien fue edil, cónsul y secretario de Transparencia de la Presidencia de la República”, escribió Duque en su cuenta de Twitter.

El cadáver de Merchán, de 43 años, fue hallado esta mañana en su residencia en Bogotá, según el diario El Tiempo, que añade que fue encontrado por amigos que fueron a buscarlo extrañados porque desde hace dos días no contestaba el teléfono.

El fallecimiento también fue lamentado por el expresidente Juan Manuel Santos, en cuyo Gobierno Merchán fue secretario de Transparencia, entre 2014 y 2015, y posteriormente cónsul en Londres.

“Lamento profundamente la muerte de Rafael Merchán. Gran persona y excelente funcionario. Mis condolencias a su familia”, expresó Santos en Twitter.

Merchán había sido citado como testigo en el proceso penal contra el expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) Luis Fernando Andrade por el caso Odebrecht.

Andrade está acusado por la Fiscalía de los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, en calidad de autor; ocultamiento, alteración o destrucción de elementos materiales probatorios, como coautor, y falso testimonio, en calidad de determinador.

Los hechos investigados corresponden a la adición del contrato de concesión Ruta del Sol II -cuyo socio mayoritario era la empresa brasileña- realizada cuando Andrade era presidente de la ANI.

La muerte de Merchán ocurre menos de dos meses después de que falleciera Jorge Enrique Pizano, testigo clave del caso Odebrecht, quien según las autoridades sufrió un infarto en su casa.

Tres días después, Alejandro Pizano, hijo de Jorge Enrique, que había regresado a Colombia desde España para asistir al funeral, murió envenenado al beber agua de una botella que encontró en el escritorio de su padre y que contenía cianuro.

El pasado 20 de diciembre, el director del Instituto de Medicina Legal, Carlos Valdés, renunció en medio de la controversia causada por el manejo que esa entidad dio a las pruebas sobre el fallecimiento de Jorge Enrique Pizano.

Según la Fiscalía, las coimas que pagó Odebrecht en Colombia para hacerse con el contrato de la carretera Ruta del Sol II, en donde Pizano trabajó como auditor en representación del Grupo Aval, fueron de 84.000 millones de pesos (unos 25,6 millones de dólares).

 

 

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar