Dulce Ureña

Por Ramón Saba

Nació el 28 de noviembre de 1960 en Salcedo, hoy provincia Hermanas Mirabal. Su nombre completo es Dulce Mercedes Ureña.

Poeta, ensayista, correctora de estilo, editora y comunicadora. Licenciada en Economía por la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD); diplomada en Medicina ortomolecular por la Universidad Nacional Evangélica (UNEV); diplomada también en Nutrición e Higiene de los alimentos y en Cosmiatría por ese mismo alto centro de estudios; certificada en nutrición y sistemas del cuerpo por el Trinitty College of Natural Healt en Estados Unido de América; también certificada en Medicina Tradicional en China; Locución Profesional en la Escuela Nacional de Locución; curso de Alta Redacción con Jeannete Miller; Técnica en Oratoria por el Instituto Cristiano de Jóvenes; Técnico en Lecturas Bíblicas y Teología por la Casa del Altísimo; Programación neurolingüística (PNL) bajo la tutela de Nancy Álvarez y Técnica en Relaciones Publicas en el Instituto Nacional de periodismo; entre otros más.

Dulce Ureña se ha desempeñado como directora ejecutiva de CE-NATURA, INC.; supervisora de comunicaciones y relaciones públicas de Mujeres en Desarrollo (MUDE); presentadora de televisión del programa Sección 2 por Teleantillas; locutora en la Estación HITS 92 en la cadena radial “La gran semana Santa” junto al locutor Santos Peralta; presentadora de segmento internacional del programa La Super Revista junto a Domingo Bautista por Color Visión; productora y presentadora de televisión del programa Consulta Abierta por Televida y editora asociada de los periódicos Hoy y El nacional; gerente asesora de nutrición y salud natural, (DI) de Nature’s Sunshine Products y actualmente como presidenta del Consejo Superior de Medicina Natural de la República Dominicana en muchas funciones más.

En el haber bibliográfico de Dulce Ureña existen dos magníficos poemarios: Preámbulo y Babonucos, integrados por estupendos poemas breves. Ha sido antologada por muchos colegas suyos, como por ejemplo Poetas de la Era, tomos I y II y La compilacion poética Sin otro profeta que su canto de Daysi Cocco en Estados Unidos de América. sus versos han navegado por infinidad de revistas y periódicos; además ha sido conferencista para diversas actividades culturales y sociales.  Actualmente tiene en proyecto la publicación de varias obras inéditas, tanto del área literaria como del sector nutricional, entre otros.

Dulce Ureña ha formado parte de los grupos literarios Taller literario Cesar Vallejo de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD; de la que fue miembro directivo y del Círculo de Mujeres Poetas; además de Fundación Cultural Canción para el Mundo, de la agrupación literaria Mujer y Escritura y del Círculo de Locutores Dominicanos. Ha representado al país en eventos literarios en varios países de Latinoamérica.

Su trayectoria ha sido altamente reconocida por instituciones de diversas índoles, tales como la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) y por el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

La bibliografía pasiva de Dulce Ureña ha sido ponderada por buena cantidad de intelectuales y escritores tales como Clementina Adams, Daisy Cocco de Filippis, Cándido Gerón, Franklin Gutiérrez, Miguel Antonio Jiménez, José Rafael Lantigua, Rafael Molina Morillo y Bruno Rosario Candelier entre muchos.

El escritor y director de la Academia Dominicana de la Lengua Bruno Rosario Candelier considera que la ilustración de que la poesía es una apretada síntesis conceptual, sensorial y afectiva la hallamos en los poemas de Dulce Ureña. Justamente, se aprecia en sus versos valores poéticos teñidos de una particular forma comunicativa, y ese aliento que le signa, y ese inconfundible calor humano e imaginativo, constituyen las notas distintivas de un decir – su decir poético – que marca una voz singular. La poesía de Dulce Ureña es su forma verbal de decir y su forma artística de decirse, por cuanto traduce el eco sonoro y elocuente de su yo profundo y soterrando. La de Dulce Ureña es una voz singular y auténtica en el concierto de voces de la promoción de escritoras de los ’80, que asume el canto y la palabra como vehículo para testimoniar su propia vida y la vida cotidiana, a veces angustiante y siempre hermosa, de nuestro tiempo y nuestro mundo.

Por otro lado, el escritor y exministro de Cultura José Rafael Lantigua estima que La suya (Dulce Ureña) es una voz con algunas notables diferencias, que no está arrugada por la desesperanza ni se desarticula por la angustia existencial. Ella es optimista, observa la vida desde su plataforma de imágenes limpias y desea y plantea que busca vivirla a la mejor manera. Ella es mujer y como mujer ama y odia, se ilusiona y se desilusiona, espera y desespera, hiere y sana. Su poética anda presurosa por estos vericuetos insalvables de la vida.

Finalmente, el escritor y expresidente de la República Dominicana Juan Bosch, opinando sobre el libro Preámbulo de Dulce Ureña, consideró que los poemas de esa obra son modernos, lo que significa que fueron concebidos y escritos de manera diferente en fondo y forma, a los que se hacían en los años de César Vallejo y Federico García Lorca y hasta en los de Pablo Neruda. La posición de las palabras escritas no obedece al principio de la rima visual que, por lo menos en la lengua española, se siguió durante siglos; ahora lo que se cultiva es la rima sonora, y, en consecuencia, al hacerse públicas las palabras de un poema, están situadas de arriba abajo como le parezca bien al poeta, pero el conjunto debe sonar musicalmente, con la música poética, que no es la de claves y notas, bemoles y sostenidos que producen los instrumentos de una orquesta.

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un breve poema de Dulce Ureña incluido en su obra Preámbulo:

Buen Juicio

 En este tribunal

todo es perfecto,

cada cual

elige su condena,

yo he pedido

como pena

recordarte.

 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar