Dueño de Mavericks duda de efectividad de orden migratoria de Trump

Por El Nuevo Diario Jueves 2 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, DALLAS (AP) — Mark Cuban, propietario del equipo de la NBA Mavericks de Dallas, puso en duda este miércoles la efectividad del decreto del presidente Donald Trump que restringe la entrada a Estados Unidos de ciudadanos de siete naciones de mayoría musulmana, y dijo que era una "hipocresía" limitar la inmigración de algunos países y no incluir a otros.

"Yo entiendo la seguridad", dijo Cuban. "Todos queremos estar más seguros. Nadie quiere estar inseguro. Pero la hipocresía de todo esto — sólo siete países. Ahora, si hubieran sido todas las naciones que albergan terroristas, ¿pero siete países? Eso es como cerrar su puerta, con el mayor dispositivo de seguridad inventado. y dejar todas las ventanas abiertas. Simplemente no tiene sentido".

Cuban habló sobre los problemas que enfrentaron sus abuelos para llegar a Estados Unidos escapando de la persecución en la Austria ocupada por los nazis y de la Unión Soviética estalinista, y de los retos que se toparon a su llegada al país como inmigrantes.

"No se condena a toda una nación en base a los errores de unos pocos", señaló Cuban. "Somos una nación de esperanzas y sueños y del modo de ser estadounidense. Cuando más ampliamente tomemos eso, creo que más seguros estaremos. No es que no lo comprenda. Todos estamos aterrados con el terrorismo. A todos nos aterroriza que el siguiente acto pudiera estar cerca de nosotros o de alguien cercano a nosotros. Pero es la vieja analogía del deporte: el carácter no se revela cuando las cosas van bien. El carácter se revelado cuando uno está bajo presión y está siendo retado. Veremos cuál es el carácter de este país".

Cuban agregó que estaba orgulloso de la respuesta de algunos de los principales jugadores y entrenadores de la NBA, incluyendo el base de los Raptors de Toronto Kyle Lowry y los entrenadores Gregg Popovich y Steve Kerr, quienes criticaron el decreto presidencial. Mencionó el trabajo de la liga en países en desarrollo a través de Basketball Without Borders (Baloncesto sin Fronteras) y el deseo de los jugadores de la liga por participar en asuntos sociales.

"Eso es lo que somos", dijo Cuban. "Siempre hemos tratado de ayudar a quienes fueron menos afortunados. Nos mueve ayudar a la comunidad. Nuestros jugadores participan bastante en organizaciones comunitarias. Realizamos grandes cosas como una liga. Y, por supuesto, habrá aficionados que digan manténganse fuera de la política".

"Y, durante 16 años, lo hice, pero todos tenemos nuestra propias razones y como ciudadanos estadounidenses nunca podemos olvidar que el país va primero, el baloncesto segundo", agregó.