Duarte el relegado y en el olvido

Por Olga Capellán Sábado 28 de Enero, 2017

Se cumplieron los 204 aniversarios del natalicio de Juan Pablo Duarte, quién para ser el principal Padre de la Patria Dominicana se encuentra pasando por la misma situación con que pasan cientos de miles de ciudadanos comunes en este país, relegado olvidado y hasta en la miseria como tantos otros.

El día 26 de Enero, ya no es tan importante para los dominicanos como ante lo fue, pues ya ese día para las autoridades del país el patricio no nació en esa fecha, sino la que convenga a ciertos personajes del quehacer político nacional, aunque esto signifique romper la tradicional honra de que por tantos años se le atributa a quien fue el creador de nuestra patria, la República Dominicana.

Nunca antes visto, ningún ser viviente cumple años fuera de su fecha de nacimiento, pero por lo visto este no es el caso de nuestro patricio Juan Pablo duarte, ¿Acaso ya él no es el Padre de la Patria? ¿Tenía una fecha de nacimiento errónea? ¿A quién beneficia remover su fecha de nacimiento?

Duarte es el verdadero artífice de la independencia nacional, así lo calificó el presidente de la República, Lic. Danilo Medina, sin embargo, él no tiene derecho a celebrar su natalicio en la fecha en que nació, porque así lo han determinado algunos políticos, negándoles sus honras como debería ser en cumplimiento a los preceptos de nuestra Carta Magna.

Juan Pablo Duarte, hoy en el más allá debe estar llorando, no porque le hayan robado su fecha de nacimiento, sino porque la patria que él forjó se encuentra en peligro, en peligro porque el legado de la Trinitaria quedó atrás, muy atrás porque los hombres y mujeres que en su mayoría sirven al país no lo hacen por el sentimiento y amor por su pueblo, sino por dinero: mucho dinero, no como tú que te empobreciste sirviéndole a tu país cuando forjaste nuestra patria, en cambio ellos en gran parte solo se sirven de ella sin importar el precio que tu pagaste.

Otros también pagaron un precio muy alto, como lo fue María Trinidad Sánchez, siendo un año después de la Independencia fue fusilada durante el gobierno del general Pedro Santana, considerándose el primer crimen político contra una mujer en la ya forjada República Dominicana, y Francisco del Rosario Sánchez, quien luego de hurgar en el exilio murió fusilado en San Juan de la Maguana, cuando entró por Haití de regreso a su patria.

Hoy a los padres de la patria en nuestro país no se le reconocen sus meritos debidamente, ni se honran correctamente como lo que fueron, forjadores de la misma, por el contrario se le niegan hasta el derecho de celebrar sus natalicios en fecha, para complacer el ego de un grupo de políticos desconocedores del valor patriótico de aquellos que ofrendaron sus vidas por una patria que debe ser duradera y respetada por todas las claques políticas, sin importar de que parcela estas vengan, y para inculcar ese valor a todas las generaciones presentes y futuras en nuestra nación.

Los nombres de Juan Pablo duarte, Matías Ramón Mella, Francisco del Rosario Sánchez, y todos los integrantes de la Sociedad la Trinitaria deben recibir los verdaderos meritos como los que fueron Padres de la Patria, sin olvidar la participación además de María Trinidad Sánchez y Concepción Bona, quienes jugaron un rol estelar para que se diera el trabucazo, que encarno una república libre de toda potencia extranjera.

Por Olga Capellán