Duarte como cualquier joven normal también tuvo su doncella

Por Osvaldo A Basilio Reyes miércoles 14 de febrero, 2018

Hoy 14 de Febrero fecha en que se celebra en nuestra República Dominicana el importante día de San Valentín y de la amistad, en que las personas se manifiestan amor, afecto y amistad de manera reciproca, muchas veces haciendo un paréntesis olvidándose de la rigurosidad de la vida

En lo que concierne a Duarte este tuvo tres novias, las cuales fueron: Prudencia Lluberes, otra de apellido Bobadilla y la última su amada patria con la que se casó y nunca se divorció, solo la muerte lo separo de su amada.

Con las dos primera novias Duarte tuvo compromiso hasta con la formalidad del anillo para fines de matrimonio, siendo estas sustituida cuando se le incrustó en su corazón el amor por su amada patria, por la que juro cuidarla, defenderla y estar unido a ella hasta siempre, aun a costa de su vida y bienes, sin perder ni un minuto que no fuera para pensar y actuar para el bienestar de ella.

No obstante su amada y apreciada patria costarle muy caro, hasta tal punto que fue vejado, desamparado y humillado conjuntamente con su benemérita familia, de manera atroz y violenta por los que se alzaron con el poder, una vez conquistada la independencia de nuestra Republica Dominicana, que por envidia  mantuvieron a Duarte lejos de su amada patria, por la que tanto se desveló y lucho no importándole esta actitud de esos malos dominicanos, Duarte de manera asombrosa y decidida, ofrendó sus bienes, su esfuerzo y su celibato para conquistarla de la abusiva intervención extranjera, que nos mantuvo sojuzgado durante 22 largos años, que fue la República de Haití.

Duarte mantuvo su  celibato por decisión personal, ya que él no nació para estar obligatoriamente soltero, solo se mantuvo así porque no quería perder ni un momento y en consecuencia dedicar todo su tiempo para el triunfo y gloria de su amada patria, tal como lo juro en su corazón en el momento en que se iba de viaje conjuntamente con el señor Pujols, a requerimiento de sus padres para robustecer sus conocimientos en algunos países que habían alcanzado cierto grado de desarrollo y libertades, tales eran Los Estados Unidos de América, Francia Inglaterra y España, especialmente Barcelona de cuya ciudad se sintió Duarte, maravillado  por sus fueros y libertades, tal como lo expreso a sus familiares, amigos y relacionados en el momento de su regreso.

En el día San Valentín y siempre, los hombres debemos amar y valorar a nuestras mujeres llámense madre, hijas, hermanas y esposas, siendo estas últimas a la que juramos amarlas y cuidarlas, no maltratarlas, debiendo hacer causa común con ellas para el alivio y solución de nuestros problemas, quienes nos ayudan tanto que se convierten en nuestro pie de amigo si actuamos en consecuencia.

Hablando de San Valentín, precisamente mis padres José Lucia Bacilio (cariñosamente Che) e Isolina Reyes (cariñosamente Caridad) un día como hoy se casaron, manifestándose amor y comprensión hasta que Dios los separó.

Recuerdo que mis padres nunca se peleaban y ese amor que se profesaban mutuamente nos lo transmitieron a nosotros sus hijos, no existiendo nunca entre nosotros los hermanos y hermanas problemas de fraternidad, sino amor y solidaridad manifiesta.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar