Dos, pero solo 1

Por Francis Jerez jueves 1 de noviembre, 2018

ARTÍCULOS ANTERIORES

Francis Jerez

TÍBIRI TÁBARA

Francis Jerez

Se dice que en la carrera hacia la presidencia de la República, para el 2020, aquí se va a jugar una “pelota caliente”. Y no es mentira.

En el principal partido, el PLD, ya comienzan a surgir preocupaciones desde los dos bandos (Danilo y Leonel) que se disputan la decisión para integrar la fórmula electoral que presentará el oficialismo en los venideros comicios.

Hay una cosa cierta y es el impedimento constitucional que le cierra el paso al presidente Medina para optar por una reelección, pero la otra verdad es que el mandatario no disimula el interés de seguir en el Poder más allá del 20, y eso, como es natural, contagia a sus leales que ya trabajan, sin poses, para intentar despejar el camino en el aspecto legal.

La cosa en el morado pasa de gris a oscuro, y es que hasta que tengamos encima los llamados “plazos fatales” en el partido de Juan Bosch es incierto lo que pueda suceder.

Los danilistas resueltos a tumbar la barrera constitucional y los leonelistas con él a la cabeza, decididos, ahora como nunca, a darlo todo por el retorno.

Sin duda la gente ve a dos precandidatos, pero sólo uno podrá serlo.

Esto será de capítulos. Seguiremos la secuencia.

*****

Como el burro que le habló a su amo…

Al parecer hay un malestar casi generalizado entre los agentes de la DIGESETT (obvio que hablo de aquellos que bregan con el caos del tráfico en las calles- no los jefes de oficinas), y a quienes prefiero seguirles llamando Amet. El tema tiene que ver con los días libres que por Ley laboral le corresponde a todo empleado o trabajador.

Lo que se escucha, de boca de muchos de esos agentes del tránsito, es que les han suprimido (eliminado) sus días libres, esos importantes espacios de tiempo que le corresponde a cada trabajador luego de cumplir con su jornada de trabajo, en este caso, asignada durante la semana.

Por esa razón, muchos de ellos, y es otro de los elementos que sustenta su queja,  no pueden compartir con su familia, léase esposa, hijos, o sus padres (aquellos que siguen siendo solteros).

El descanso de un trabajador, más que necesario, es imprescindible, pues es un reposo o tregua laboral que además le permita a la persona restablecer energías y reponerse de manera física y mental, lo cual también vendrá a beneficiar el rendimiento en el servicio o tarea que desempeña.

El agotamiento físico y sicológico no solo destruye y vence al organismo humano, igual desmejora o disminuye el accionar o rendimiento de las personas en su área de labores, y eso, sin duda, se traduce en un factor negativo de manera colectiva.

Ojalá y las máximas autoridades de la DIGESETT repiensen sobre esta situación y escuchen el clamor de muchos agentes de Amet que quizás por disciplina militar o policial, no elevan su queja más allá que dejar escuchar su voz de desaliento en círculos muy cerrados, porque después de todo, hay que cuidar el empleo.

Que no los sigan “multando” con su tiempo libre.

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar