Dos estudiantes se suicidan en Bogotá al parecer por juego “la Ballena Azul”

Por El Nuevo Diario Miércoles 3 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, Bogotá, 3 may (EFE).- Dos jóvenes estudiantes se lanzaron hoy desde el piso 13 de un edificio de apartamentos en Colombia al parecer influidos por el juego en línea conocido como "la Ballena Azul", que plantea distintos retos a cada participante que acaban con la invitación a quitarse la vida.

Los servicios de emergencias de la capital colombiana informaron que el suceso podría estar relacionado con el juego, que ya se vinculó con otras tres muertes en el país.

Los jóvenes fallecidos son un adolescente de 14 años y una chica de 15, ambos con un "trauma craneoencefálico severo", indicó la información, y detalló que el hecho se registró en el popular barrio bogotano de La Paz.

Según las fuentes, el cuerpo del chico presenta "lesiones lineales en forma de flechas en tórax anterior realizadas con elemento cortante".

Ese tipo de estigmas pueden estar relacionados con el macabro juego que se ha expandido en las últimas semanas en Colombia a través de redes sociales como Facebook o Twitter.

Consultado sobre "la Ballena Azul", el especialista en redes sociales y docente de la Corporación Universitaria Minuto de Dios de Colombia (Uniminuto), Germán Peña, explicó a Efe que "este tipo de juegos abundan en las redes sociales, no es el primero ni el último".

Peña aseguró que este fenómeno presente en plataformas como Facebook o Twitter consiste en una serie de "retos" planteados en grupos cerrados en los que se pide a los jóvenes, de entre 12 y 14 años, que realicen una prueba cada día durante cincuenta jornadas.

La intensidad de los retos aumenta al pasar de peticiones como comer una determinada cantidad de huevos hervidos o no hablar durante todo el día a otras "exigencias" mucho más macabras, como invocar espíritus o hacerse escarificaciones en la piel en forma de ballena.

Finalmente, los jóvenes son llamados por los "promotores del juego", que acostumbran a ser personas con traumas y desequilibrios psicológicos severos, a suicidarse. EFE