Dos crímenes y la acumulación originaria de capitales del clan trujillista

Por Francisco Rafael Guzmán miércoles 30 de noviembre, 2022

En la postrimería de la dictadura de Trujillo la acumulación originaria de capitales cambió su modalidad de despojo de las riquezas de otros para poner en manos del jefe y su clan, así como la sociedad dominicana sigue siendo capitalista igual como lo es desde hace muchas décadas atrás, pero comenzó a pasar desde los 80 de una modernidad  sólida a una modernidad líquida, pasó un capitalismo flexible para la movilidad de los capitales y el despido de la mano de obra y además pasó a ser una sociedad de predominio de la dictadura mediática y a ser una sociedad del espectáculo.

¿Por qué la dictadura trujillista cambió la modalidad de acumulación originaria* de capital, en la postrimería de su periodo de dominación? Bueno, porque se produjo la invasión de junio y con ella una serie de acontecimientos que hacían más vulnerable a su dictadura, después de su régimen haber hecho cuantiosas inversiones a mediados de la década de los 50 y que no poder recuperar el dinero invertido tan fácilmente. Sanciones de la OEA en 1960 agravarían más las cosas hasta hacer caer su régimen.

Tal vez el sátrapa, pues aunque no fuera él  formalmente el jefe de Estado desde 1957 sino su hermano Héctor y en 1960 Balaguer, en realidad era él quien mandaba en el país, como medida de prevenirse pensaba en lo que podía  serle más  útil, previendo cualquier contingencia después de la invasión de 1959. Después de junio de 1959 Rafael L. Trujillo debió prever que las cosas no andaban bien para él, aunque no lo aparentara.

El siguió confiando en la  maquinaria del crimen como base de sustentación de un régimen que había tenido un control absoluto en la población, pero ese control absoluto lo comenzó a perder desde junio de 1959, pese a los asesinatos y se agravaría con la Carta Abierta a Rafael Trujillo (El jefe) en 1960 leída como sermón en La Catedral de La Vega, perdió el apoyo importante que le había dado la cúpula de la Iglesia Católica. Habiéndolo  apoyado hasta ese momento esta última, se podía decir que la jerarquía de dicha iglesia se había comportado como lo que se puede calificar de una clerigalla, para recibir dádivas y privilegios, como oblaciones de un régimen tan inicuo y oprobioso.

A pesar de que se tambaleó con la Invasión de Junio de 1959 que de hecho sacudió los cimientos en que se sostenía la dictadura, como un sismo de gran magnitud, los tentáculos del crimen seguían pese a que su maquinaria de poder se estaba corroyendo a prisa. Es por eso de que a pesar de que el miedo se estaba perdiendo se producen los crímenes del asesinato de Juan Morales, asesinado por Trujillo con sus propias manos con el metal que tenía su bastón y no por Policarpo Soler como se quiso aparentar, y la desaparición de Servio Tulio Castaños.

Morales había sido el Administrador General  del Banco de Reservas hasta el 18 de agosto de 1959, ya que se negó a entregar un 1, 000,000 de dólares  a un emisario enviado por Trujillo de la cuenta en dólares que tenía el ex dictador cubano Fulgencio Batista. Era de Puerto Plata y estaba casado con María Brugal, apellido iste muy sonoro en ese pueblo por la industria licorera que es propiedad de una familia que lo lleva. Otro crimen que debió ser un rapto y posterior asesinato, pero el cadáver jamás apareció, fue el de la desaparición del Servio Tulio Castaños Espaillat, hermano del Dr. Julio Cesar Castallos Espaillat.

La desaparición de Servio Tulio se produjo la noche del 12 de Noviembre de  1959, la cual se produce casi dos años de ser profesor en la entonces denominada Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Santo Domingo. Había llevado una vida laboral muy multifacética, pero todo indica al igual que Juan Morales que era un hombre muy serio y honesto. Este mocano ilustre había participado como defensor de unos campesinos de San Cristóbal contra uno de los familiares de Trujillo en los tribunales judiciales. También, al parecer, dio algunas declaraciones a personas de una nacionalidad extranjera sobre malversaciones cuantiosas de dinero del erario público, lo que no podía ser simpático al régimen.

Estos dos crímenes se cometieron después de junio de 1959, lo que indica que Trujillo tenia sed de dinero más que de bienes no pecuniarios, más que de tierras y de otras propiedades, para conseguir dinero seguía confiándose en la siembra de terror en la población con los crímenes de ciudadanos honestos, pero la noche de su invierno se acercaba y el miedo se estaba perdiendo.

María Argentina Minerva, Patria Mercedes, María Teresa y Rufino De la Cruz vencieron el miedo y por eso fueron asesinados en la cumbre de Puerto Plata cerca del puente Mara Picá.  Un nombre muy bonito tuvo la más sonada de las Mirabal: María como la madre de Cristo, el cual significa agua caliente como el agua de baño de María que se usa en la cocina, Argentina que significa plateada y Minerva nombre de la diosa romana de la inteligencia. También vencieron el miedo Manolo y los catorcistas. Ese miedo también fue vencido por Servio Tulio y Juan Morales. En otra(s) entrega(s) hablaremos más sobre Servio Tulio.

*Juan Isidro Jimenes Grullón usó el término acumulación primitiva como sinónimo de acumulación originaria que usó Marx.

 

Por Francisco Rafael Guzmán F.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar