Dos barcos con 49 inmigrantes a bordo piden una solución urgente a Europa

Por EFE lunes 31 de diciembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, ROMA.- Las dos organizaciones alemanas que salvaron con sus barcos a 49 inmigrantes en el Mediterráneo y que siguen a la espera de un puerto seguro reclamaron hoy a Europa una solución urgente para desembarcar a estas personas, dada la inminencia del mal tiempo.

La nave Sea Watch 3, de la ONG homónima, rescató el pasado 22 de diciembre a 32 inmigrantes en el Mediterráneo central, mientras que el buque “Profesor Albrecht Penck”, de la organización humanitaria Sea-Eye, socorrió a otros 17 inmigrantes el pasado 29 de diciembre.

Ambas embarcaciones siguen en alta mar a la espera de que se les asigne un puerto seguro al que trasladar a los rescatados, entre los que hay hombres, mujeres, niños y un bebé.

Por eso las ONG emitieron este lunes un comunicado conjunto en el que reclaman a los países europeos “una conclusión oportuna y segura de ambas operaciones de rescate antes de que acabe este año 2018”.

El jefe de misión de Sea Eye, Jan Ribbeck, defendió que “la ley marítima dice claramente que se debe reducir al mínimo el tiempo que las personas rescatadas permanecen en el mar”.

Por su parte, el jefe de Misión de Sea-Watch 3, Philipp Hahn, tachó de “absolutamente inmoral que ningún estado europeo asuma esta responsabilidad” y recordó que en Alemania una treintena de ciudades están dispuestas a acoger a los rescatados.

“El hecho de que todavía estemos en el mar es un fracaso para todos y cada uno de los Estados miembro de la Unión Europea, sobre todo para el ministro de Interior alemán”, el socialcristiano bávaro Horst Seehofer, apunta Hahn.

Dada su posición en el Mediterráneo central, las dos ONG creen que desembarcar a los inmigrantes en la cercana isla de Malta sería “la opción más lógica” y plantean la posibilidad de que, como en casos anteriores, estas personas sean después repartidas en varios países europeos.

Pero consideran que lo más urgente es desembarcar a estos inmigrantes: “Los problemas de redistribución deben resolverse en tierra después de un desembarco seguro”, insisten.

“Mantenerse en el mar no solo prolonga innecesariamente el viaje de las personas rescatadas, sino que aumenta los riesgos para su salud y seguridad diariamente”, subrayan las ONG, que advierten del empeoramiento de las condiciones del mar en las próximas horas.

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar