829-917-7231 | 809-866-3480

¿Dónde anda la vergüenza?

Por Persio Maldonado Miércoles 12 de Julio, 2017
Persio Maldonado
Director El Nuevo Diario
Pdte. Sociedad Dominicana de Diarios
Pdte. FEDOTENIS | Pdte. COTECC

Lo cierto es que hemos perdido la vergüenza. La corrupción no parece avergonzar a muchos en la sociedad dominicana. Sirve quizás como discurso político para asumir poses contra los contrarios.

La salida de los imputados por los sobornos de Odebrecht de la cárcel de Najayo, luego de la variación de la medida de coerción por la Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), ha sido motivo de júbilo para excarcelados y seguidores.

Pocos parecen sentir vergüenza por estar involucrados en estos actos ilícitos. Algunos lo han asumido como un escenario político para hacer exposiciones de gratitudes y críticas al Ministerio Público.

Estamos metidos en un cambalache en que la vergüenza ha desaparecido.