Dominicanos marchan contra la “corrupción y fin de la Impunidad” en Nueva York

Por Carlos Luis Baron lunes 23 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK.-Al decir de algunos dominicanos con más de 40 años residiendo en esta ciudad y que participaron de la marcha de este domingo en contra de la “impunidad y corrupción en República Dominicana”, en el alto Manhattan, indicaron que asistieron más de cinco mil personas.

Afirmaron no haber visto una protesta de sus congéneres como ésta en la Gran Manzana.

La misma partió a las 12:00 del mediodía desde la avenida Saint Nicholas con la calle 170 y finalizó en la 193 (23 cuadras); custodiada por más de 25 carros de policías y unos 80 agentes, pertenecientes a los precintos 26, 33, y 34.

Participaron personas de diferentes sectores, entre ellos profesionales, comunitarios, deportivos, religiosos, comerciantes, taxistas, y ciudadanos comunes, y hasta en silla de ruedas y muletas.

Asimismo portaban pancartas diciendo “La impunidad y Corrupción tienen un fin”; “La reelección de Danilo la pagó Odebrecht”; “Que vayan todos, pero a la cárcel”; “Corrupción + Impunidad = Danilo”; “Los robos en Loma Miranda, Los Tucanos”, “Sobrevaluaciones”; Barrick Gold”, “Cementera Los Haitices”; “Planta Catalina”; “Basta de Impunidad”, y “Danilo apoya la corrupción”, entre otros.

Vigilados por los uniformados, los manifestantes, en completo orden en las siete cuadras que ocupaban cuando marchaban, vociferaban todo tipo de expresiones contra el presidente Danilo Medina, funcionarios, instituciones extranjeras y el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

En un documento leído por Luis Mayobanex Rodríguez (Radhamés Pérez), coordinador general de Alianza País en los Estados Unidos, con asiento en Nueva York, sostiene que “la masiva movilización ciudadana abre un nuevo momento en el escenario político nacional, con su enérgica y masiva acción".Añade que la ciudadanía coloca el tema de la impunidad y la corrupción como una prioridad para la sociedad y en los hechos apunta a acorralar la administración del presidente.

Por Ramón Mercedes