Dominicanos, el que juega con candela, puede salir quemado

Por César Fragoso Sábado 11 de Marzo, 2017

Se ha demostrado científicamente, que existen dos elementos universales tras los cuales se mueven todos los seres vivientes del Planeta Tierra.

El primero es el sexo y el segundo, lo relativo a los intereses económicos.

De cómo el sexo ha cambiado el mundo podríamos hablar por horas y horas y demostrar mediante análisis precisos y objetivos, la manera como, desde el más insignificante de los insectos, hasta el más poderoso de los hombres, son capaces de arriesgar todos sus bienes y, hasta su propia vida por el disfrute de la actividad sexual.

Sobre este aspecto, con dos simples ejemplos les voy a demostrar mi aseveración.

Veamos: La araña, viuda negra, se le denomina así, porque generalmente se come el macho al final del apareamiento.

Sin embargo, el barón de los arácnidos, aunque sabe que la hembra lo puede convertir en su almuerzo, no deja de disfrutar de ese último y, quizás único momento de placer, y entrega su vida por el sexo.

Asimismo, todos recordamos cuando Bill Clinton, quien como Presidente de los Estados Unidos de América, era el hombre más poderoso del mundo, puso en juego su mandato, sencillamente por recibir ciertos favores sexuales de Mónica Lewinsky.

En lo relativo al aspecto económico, el ejemplo más nefasto e importante que se recuerda, lo constituye la segunda guerra mundial, la cual fue el resultado de un hombre, Adolf Hitler, quien interesado en adueñarse de las tierras y bienes de los demás, fue capaz de crear un conflicto bélico que nos afectó a todos, que causó millones de muertos y donde se puso de manifiesto lo que somos capaces de hacer los seres humanos, cuando de dinero y poder se trata.

Lo antes dicho viene al caso, por lo que se está moviendo en nuestro país en cuanto al interés de unos pocos que, sin importarles lo que le pudiera pasar a la inmensa mayoría de los dominicanos, pretenden, bajo alegatos infundados, llevarnos al caos y al desorden constitucional.

Ese grupito, que con su capacidad mediática y la manipulación de las informaciones, no se puede negar, gana cada día más adeptos, está jugando a desestabilizar el país y, es bueno que le aclaremos a la gente, que lo que ellos verdaderamente buscan, son sus beneficios particulares e intereses económicos.

Fundamentados en una supuesta lucha contra la impunidad y la corrupción, un grupo de políticos que quieren llegar al poder, están llevando el mensaje a la colectividad de que debe ser violentado el orden constitucional de nuestro país.

Esas personas quieren llevarnos al desastre total, al querer desconocer el resultado de unas elecciones ejemplares, en la que el pueblo manifestó su interés en continuar por la vía del bienestar de las mayorías, que representa el Lic. Danilo Medina.

Bajo el argumento de que la campaña electoral pudiese haber sido financiada con el dinero otorgado por la compañía ODEBRECHT, los opositores que llevan la voz cantante del tema, pretenden dar una especie de Golpe de Estado a nuestro Presidente, a quien quieren hacer saltar del cargo, sin importarles en lo más mínimo, lo que eso podría significar para todo lo que hemos logrado en nuestro país.

Si bien es cierto que sus deseos no podrán ser complacidos y, como dicen en mi campo, se quedarán asando batata, no menos cierto es, que hay muchos dominicanos y dominicanas que han creído sus alegatos y, pensando que se unen a quienes quieren su bienestar, se están dejando llevar por una corriente que los podría dirigir hacia su despeñadero personal y del resto de nuestros ciudadanos.

A veces, algo que en un principio pudiera ser visto como insignificante y que representa los interés de unos pocos, si encuentra un buen respaldo económico y un liderazgo capaz de llevar un mensaje que atraiga a los demás, puede convertirse en una ola gigante que arrasa con todo y acaba con el bienestar de la mayoría.

En nuestro país existen poderosos sectores económicos que quieren crear el caos total, para ellos pescar en río revuelto, e incrementar sus fortunas y, están dispuestos a todo, con tal de lograr sus objetivos.

Es el deber del resto de la población salirle al frente a los mismos para, con tiempo, evitar que logren sus intereses.

La política, es la actividad de los que gobiernan o aspiran a gobernar los asuntos que afectan a la sociedad o a un país y, aquí hay gente, que disfrazados de políticos, no han recibido el respaldo de la gente y que sueñan con llegar al poder, bajo cualquier circunstancia, simplemente, por un lado para satisfacer su ego personal y por el otro para adueñarse del país, con lo que podrían incrementar sus fortunas.

A los que nos quieren conducir por caminos tempestuosos y, a quienes se están dejando convencer de sus oscuras pretensiones, hay que recordarles que, al final de túnel, todos podríamos ser perjudicados si destruimos la democracia que tanto sudor y sangre nos has costado.

Esa gente está jugando con candela y, yo les digo, dominicanos, el que juega con candela, puede salir quemado.