Dominicano Wander Samuel Franco prospecto No.1 del béisbol, según MLB Pipeline

Por El Nuevo Diario lunes 8 de julio, 2019

EL NUEVO DIARIO, CLEVELAND.- El jugador dominicano Wander Samuel Franco se ha convertido en el prospecto número 1 de todo el béisbol, según lo ha informado en su lista MLB Pipeline.

Franco, de 18 años de edad, proviene de una familia repleta de peloteros quienes han llegado y se han establecido en Grandes Ligas, como es el caso de los hermanos Erick y Willy Aybar quienes forjaron sus nombres con los equipos de los Angelinos de Anaheim y los Rays de Tampa Bay, respectivamente.

Asimismo, su padre jugó en liga menor al igual que dos de sus hermanos, Wander Javier y Wander Alexander, quienes fueron firmados por los Reales de Kansas City y los Astros de Houston.

Con este pedigrí se nota claramente que el destino del prospecto sería llegar a las Grandes Ligas.

Wander Franco lleva un total de 12 años preparándose en la academia de los Devil Rays de Tampa, de República Dominicana, en la cual ha conquistado los primeros niveles de liga menor con la organización.

La más reciente distinción otorgada al dominicano fue su convocación al Juego de Futuras Estrellas, a lo cual respondió que le parecía muy bueno.

“Me parece muy bueno. Primera vez en el Juego de Futuras Estrellas. Estoy bastante feliz, y más aún que mi familia está aquí”, dijo Franco.

Conocido por una disciplina en el plato, bastante raro para un jugador de su edad, Franco llegó al Progressive Field con una línea de bateo combinada de .332/.403/.534 en el 2019 entre Clase-A Bowling Green y Clase-A Avanzada Charlotte. En ocho juegos de este último nivel, ha empezado con .448/.500/.759 en 29 turnos.

En 504 turnos como profesional, se ha ponchado apenas 39 veces, con 62 bases por bolas.

“Hacer swing, tener contacto con la bola solamente”, dijo Franco con una sonrisa cuando se le pidió explicar cómo ha podido dominar tanto la zona de strike en su joven carrera.

Creciendo en un ambiente tan beisbolero, Franco aprendió rápido a lidiar con todo lo que conlleva ser una figura en dicho deporte, desde las expectativas que vinieron con su firma el 2 de julio del 2017 hasta las exigencias de la prensa y los fanáticos que buscan algo de su tiempo.

“Con disciplina y respeto siempre he manejado eso, gracias a Dios. La clave para mí es siempre confiar en Dios y seguir trabajando duro”, explicó Franco.

En algunos momentos, el béisbol ha lucido hasta fácil para Franco, quien ha fallado en pocas cosas técnicas hasta ahora. Claro está que mientras siga subiendo de nivel, más retos llegarán con un mayor nivel de competencia. Pero el joven quisqueyano está decidido a seguir el camino que ha forjado hasta ahora.

“Va a ser difícil si lo dejo ser difícil. Uno trata de trabajar todos los días para que no sea difícil”,  expresó.

De ahora en adelante, es cuestión de seguir en ascenso. De hecho, Franco ha expresado que su meta es terminar el 2019 en Doble-A.

“Estamos mejorando todos los días, porque uno trabaja fuerte para eso”.

Fuente:Lasmayores.com

 

Anuncios