Dominicano sobrevive a grave contagio de leptospirosis por invasión de ratas en edificio

Por Carlos Luis Baron Jueves 16 de Febrero, 2017

NUEVA YORK._ Enormes ratas están haciendo estragos en edificios de viviendas en El Bronx, uno de ellos, en el 750 de la avenida Grand Concourse, donde el dominicano Braulio Balbuena Flores, fue severamente infectado con leptospirosis por lo que tuvo que ser ingresado en estado crítico en el hospital, donde estuvo semanas en cuidados intensivos, logrando sobrevivir a la infección.

Balbuena, logró superar la crisis y salió del nosocomio, pero una de tres víctimas del contagio murió la semana pasada, mientras otro hombre sigue grave.

La situación obligó a la comisionada de salud de la ciudad, Mary Travis Bassett, visitar el inmueble y constató por sí misma, el nivel de amenaza de las enormes ratas que pueblan el área de una cuadra, en la que residen los afectados.

Ella dijo que "esto es en realidad una de las zonas de depósito en la que hemos visto 15 ratas en un solo apartamento".

"Por lo general, la infestación de roedores es el resultado de toda una ecología que permite a las ratas que vivir y alimentarse", explicó la comisionada.

Dijo que en estos ámbitos hay varios atributos comunes. Incluyen las fuentes de agua, como en parques, lugares de escondite para las ratas, como en el aparcamiento cercano, y la posibilidad de entrar en los edificios a través de los sótanos y "deficiencias estructurales".

En dos de los casos, las víctimas desarrollaron hemorragia pulmonar y uno murió como resultado de la infección. Los dos pacientes que estaban enfermos finalmente se recuperaron y fueron dados de alta.

Uno de ellos era Balbuena Flores, que vive en un apartamento en el sótano del edificio 750 en Grand Concourse, cerca de la calle Franz Sigel Park.

El dijo que pasó dos semanas en el hospital Lincoln en cuidados intensivos, después de haber sido admitido el 27 de enero en estado grave.

"Tenía fiebre," dijo Flores, hablando a través de un intérprete en español. "No podía comer, ni dormir, y sentía dolores en todo el cuerpo".

Desde que fue dado de alta, el residente del Bronx dice estar sufriendo de una molestia incontrolable en su mandíbula.

Los funcionarios descendieron al área a las 4:00 de la madrugada del martes, una de las horas en las que ratas, aprovechan la quietud, para hacer de las suyas.

Funcionarios del Departamento de Salud, que estaban en la escena con la Cruz Roja, gestionaban una orden de desalojo para sacar a la familia Flores del apartamento del sótano, que presenta condiciones deplorables, antigénicas y humanamente inhabitables.

Entre 2006 y 2016, sólo hubo 26 casos de leptospirosis reportados entre los residentes de la ciudad, o entre uno y tres casos por año. La edad promedio de los afectados fue de 42 años.

"Esta es la primera que he escuchado al respecto", dijo el senador estatal y reverendo Rubén Díaz padre, que representa el área en la Asamblea Estatal de Albany.

Dijo que está preocupado, porque la infección de la bacteria, está poniendo a la comunidad en riesgo y peligro.

En la ciudad, la mayoría de los casos humanos están asociados con la exposición a ratas infectadas, o entornos infestados de roedores, y la bacteria está en la orina. También se contagia a través del agua, el suelo o los alimentos que han sido contaminados con la orina.

La bacteria, conocida originalmente como “Leptospira” entra al cuerpo a través de heridas abiertas o membranas mucosas, aunque la transmisión de persona a persona es rara.

Desde 2006, seis personas han contraído la leptospirosis en Brooklyn, ocho en el Bronx, siete en Manhattan, cuatro en Queens y uno en Staten Island.

En 2009, se informó de un pequeño brote de leptospirosis en Brooklyn, pero el contagio afectó a numerosos perros, muchos de los cuales murieron y otros fueron hospitalizados.

La invasión de ratas de este año, llega casi dos años después que El Bronx fue afectado con un brote de la enfermedad del legionario, de la que murieron 12 personas y y muchas otras, tuvieron que ser ingresadas graves en hospitales de ese condado.

EL APARTAMENTO

La escena en el apartamento de Flores, es grotesca y casi bizarra.

Grandes huecos en las paredes, nevera y estufa desvencijadas y con décadas de construidas, agujeros en los techos y similar deterioro en el baño.

La madre de Balbuena, Rosa Flores, dijo que en una ocasión abrió la nevera y lo que encontró la electrizó de arriba de abajo: “todo estaba lleno de ratas, solo había ratas y más ratas”, relató la dominicana.

Fernando Balbuena Flores, hermano de Braulio, con ojos llorosos, dijo que temió que el segundo no saliera vivo del hospital.

“Pero gracias a Dios, se recuperó y ya está con nosotros”, dijo Fernando.

INQUILINOS SE REBELAN

Docenas de inquilinos del edificio se reunieron para anunciar que decidieron no pagarle la renta al casero, mientras permanezca la invasión de ratas en el inmueble.

Ellos, dicen que desde hace años vienen reclamándole a la empresa propietaria ese y docenas de violaciones más, que han sido verificadas por inspectores del Departamento de Viviendas de la Ciudad, pero nadie ha dado respuesta.

Por Miguel Cruz Tejada