Dominicano demanda policía alegando que se sintió violado por un agente lo requisó

Por Carlos Luis Baron martes 14 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ Juan Hidalgo, un dominicano discapacitado, que fue registrado por un agente del cuartel 23 en Harlem, mientras estaba en una bodega comprándole dulces a una hija, demandó al Departamento de Policía (NYPD) y a la ciudad, alegando que se sintió “violado”, cuando supuestamente el policía le metió un dedo, hasta una pulgada en su ano.

Hidalgo, relata en la demanda, contra el oficial de apellido Febres, que el demandado entró encubierto a la bodega en la calle 106 Este, y le advirtió que él tenía un “bulto”, debajo de la camisa, pero se trataba del celular del dominicano.

Tras explicarle al agente, éste hizo caso omiso y comenzó a requisar a Hidalgo de arriba, abajo, metiendo sus manos por debajo de la ropa, hasta que llegó a las nalgas y allí, acorde con la demanda, le puso el dedo en el ano y luego lo penetró.

“Me sentí como si estuviera violándome”, dijo Hidalgo.

El hecho ocurrió el 7 de septiembre de 2016.

Aunque el policía no encontró nada comprometedor, metió las manos por debajo de los pantalones cortos del demandante, y después siguió a la ropa interior y comenzó a acariciar, apretar, darle sacudidas y pellizcar los testículos de Hidalgo.

"En un momento dado, el demandante sintió un dedo en el eje de su pene, una vez más a través de la ropa interior.

Hidalgo, sentía el dedo índice del policía maniobrando en el interior de las mejillas de sus nalgas, y luego en su ano.

El policía demandado, se ha negado a comentar sobre el caso, según dijo el tabloide NY Daily News.

Hidalgo dijo al medio que estaba asustado en el momento del incidente.

"No estaba seguro de lo que estaba pasando", dijo. "Me sentí como que estaba siendo violado", añadió el dominicano.

"Recuerdo sentir el dedo en la punta de mi ano, le pregunté ¿qué estás haciendo?”, cuenta Hidalgo.

"Se enojó más. Me empujó más fuerte contra la pared y me dijo que no me moviera”, dijo Hidalgo.

“Empezó por la espalda, en mi trasero, y luego comenzó moviendo su dedo", insistió el dominicano.

"Me enojé y le pregunté ¿por qué me estás violando?”, agrega el demandante.

“Me gustaría tener el derecho de dispararle en la cabeza", dijo encolerizado Hidalgo y admitió que se expresó peyorativamente contra los homosexuales, aunque su abogado aclaró que el dominicano no es homofóbico, sino que “simplemente estaba asustado”.

"Es un heterosexual con un índice de inteligencia limitada al que nunca antes lo habían penetrado analmente, y mucho menos con la mano de alguien, sucio y sin lubricante, esto parecía muy mal para él y su reacción fue perfectamente apropiada bajo las circunstancias", explica la demanda .

Hidalgo recibió una citación por alteración del orden, que fue desestimada por la corte, dijo su abogado Gregory Antollino.

El jurista culpó a la presión de los comandantes sobre los policías para que emitan cantidades de citaciones a los tribunales y realizar detenciones.

Hidalgo fue al hospital después del incidente y no le encontraron ninguna lesión física.

Pero, dijo que sufre de pesadillas y sueños, de que le pueda suceder otra vez.

El abogado de Hidalgo afirma que el agente Febres tiene un "fetichismo en un oficial de policía en el trabajo".

El agente reportó que Hidalgo tenía marihuana y un arma entre la ropa.

El Departamento Legal de la ciudad, no se ha referido al caso.

Por Miguel Cruz Tejada