Dolores Redondo: Escribir es cribar la realidad que de otro modo no entiendes

Por admin martes 4 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, BUENOS AIRES.- La española Dolores Redondo no para. Ganadora del último Premio Planeta, triunfa en los cines con la adaptación de una de sus novelas e insiste en que, lejos de encasillarse en la novela negra, sus ‘mestizas’ historias le permiten "cribar" una realidad que de otro modo cuesta comprender.

"La novela negra está de moda ‘entre comillas’ y acerca a muchos lectores, pero también hay algunos a los que les espanta. Y la etiqueta ‘Premio Planeta’ hace que se acerquen al libro sin ese freno, sin pensar quién es el autor", cuenta la autora en una entrevista con Efe en Buenos Aires.

Tras pasar por México y Colombia y antes de partir para Estados Unidos y volver a España, la escritora, nacida en San Sebastián en 1969, recala en Argentina para presentar su última obra, "Todo esto te daré", que le permitió alzarse con el prestigioso premio.

"Lo más bonito de la novela y que seguramente volveré a explorar en otro momento es la amistad contra pronóstico. Tres tipos tan distintos encontrándose, cada uno con sus razones personales", cuenta sobre su último libro, ambientado en la Ribeira Sacra de Galicia y en el que una saga familiar, el amor, un drama "tremendo", los crímenes y el misterio se dan la mano.

Con la Trilogía del Baztán (2013) -El guardián invisible, Legado en los huesos y Ofrenda a la tormenta- Redondo se convirtió en la revelación del género negro y llegó a multitud de lectores a través de las más de 30 editoriales de todo el mundo que hoy distribuyen sus libros.

"Sé que no me voy a encasillar (…). Mis novelas tocan muchos palos, aunque es novela negra también hay un mestizaje de aspectos e intereses que son propios y enriquecen muchísimo la novela. Creo que los lectores de aquí se sienten muy identificados", explica sobre el público latinoamericano.

El "agradecimiento", la "gran felicidad" y el "momento de gloria" que vivió al recoger el Planeta, de manos de los reyes Felipe y Letizia, se unen a la convicción de que ese galardón cambia "todo y nada", ya que a su juicio la exigencia "es la misma", antes y después.

"Un autor sabe que con cada novela tiene que ser otra vez como con la primera. Tienes que darlo todo, sangrarte con cada una. Para dárselo todo al lector, que es leal a cada novela, no por siempre jamás, no está casado contigo", destaca.

Ya cuando era una niña soñaba con ser escritora, y varias muertes vividas en el seno de su familia le hicieron adquirir una madurez y sensibilidad poco habituales a tan corta edad.

"Para mí la escritura no es cura ni es medicina. Es casi siempre entendimiento de las cosas que pasan alrededor. Escribir es cribar la realidad que de otra manera no comprendes y creo que es algo que le ocurre a Manuel", relata Redondo en referencia al protagonista de su última novela, que de la noche a la mañana descubre aspectos de la vida de su fallecido esposo que nunca habría imaginado.

Al respecto, la escritora cuenta cómo mientras en España nadie ha puesto jamás "el punto" en el hecho de que el personaje fuese homosexual, al llegar a México y Colombia es donde más me han preguntado.

"La labor del autor es contar lo que tiene que contar. Ojalá las cosas sirvieran para cambiar un poquito, para que se discrimine menos", sentencia.

A principios de marzo se estrenó en la pantalla grande española la adaptación de "El guardián invisible", que dirigida por Fernando González Molina será distribuida por Netflix por toda Latinoamérica.

El film no estuvo exento de polémica después de que una de sus actrices, Miren Gaztañaga, dijera en la televisión autonómica del País Vasco que los españoles son unos "catetos", lo que provocó una campaña en Twitter que animaba a no ir a ver la película.

"Nos llegaron mensajes de que la película era pro etarra, una cosa como sacada todo de quicio de una manera bestial", recuerda sobre la controversia, que cesó cuando el equipo se desmarcó tajantemente de los dichos de la actriz.

"La película va bestial", asegura ahora la autora, quien añadió que ya la han visto más de cuatro millones de espectadores.

No obstante, ya está preparando los guiones de las otras dos novelas de la trilogía, que también llegarán al cine y piensa en la que será su quinta novela, de la que no se aventura a dar detalles.

"Habrá un crimen también", adelanta entre risas, aunque por sus discretos comentarios está claro que para poder leerla… habrá que esperar.