Docenas acuden al velatorio de ecuatoriano víctima de tiroteo en Nueva Jersey

Por EFE sábado 14 de diciembre, 2019

El Nuevo Diario, Nueva York, (EFE).- Docenas de personas y autoridades han acudido este sábado a mostrar su solidaridad con la familia del ecuatoriano Douglas Miguel Rodríguez Barzola, una de las víctimas del tiroteo ocurrido esta semana en Nueva Jersey (EEUU), cuyos restos son velados hoy en ese estado, donde se estableció hace tres años.

Entre los primeros en llegar a la funeraria en Paterson (Nueva Jersey) estuvieron el alcalde de esa ciudad, Andre Sayegh; el fiscal general del estado, Gurbir Grewal, y Steve Fulop, alcalde de Jersey City, donde ocurrió el tiroteo en un supermercado judío.

Allí dieron sus condolencias a la viuda, Martha Freire, y a su hija de once años con las que emigró de Ecuador en busca de un mejor futuro, luego de perder su empleo como representante financiero en una compañía de seguros que se declaró en bancarrota.

El alcalde Fulop dijo que Freire es una persona asombrosa, que ha perdonado a los pistoleros. “Es realmente fuerte bajo estas circunstancias y va a necesitar mucha ayuda”, afirmó el alcalde durante el velatorio.

Miembros de la comunidad latina abarrotaron la funeraria para despedir al inmigrante, aunque no lo conocieran, uno de tres civiles que fueron asesinados el pasado martes por los dos pistoleros que protagonizaron el tiroteo en un supermercado judío en la localidad de Greenville, en Jersey City.

Los restos de Rodríguez Barzola, de 49 años, estaban en ataúd cerrado sobre el cual había una corona de flores blancas y la bandera de EE.UU, mientras que al lado estaba la de Ecuador, que proveyó el cónsul de ese país en Nueva Jersey, Alfonso Morales Suárez.

El emigrante, cuyos restos serán repatriados el próximo martes para ser sepultado en su natal ciudad de Guayaquil, fue recordado este sábado como un buen padre y esposo.

Su hija de once años figuró entre los que recordaron al ecuatoriano, que trabajó en el supermercado por más de un año y que llegó a ser un amigo de los dueños así como de los clientes que le han recordado por acordarse siempre de sus nombres y por su sonrisa.

Entre los que acudieron estuvo William Sagasastume, que acudía a la misma iglesia que la familia Rodríguez en la ciudad de Newark y aunque no le conocía personalmente quiso decir presente.

“Ibamos a la misma iglesia y quise mostrar mi apoyo a la familia”, dijo al diario northbergen.com.

Rodríguez Barzola ha sido recordado también por su gesto heroico por haber ayudado a escapar a un cliente del supermercado, pese a estar herido.

Según ha dicho el rabino David Niederman, director ejecutivo de la Organización de Judíos Unidos de Nueva York, después de recibir un disparo, abrió la puerta trasera para que un cliente fuera rescatado.

Ese cliente, que resultó herido por los pistoleros al escapar y su nombre no ha sido revelado, es el único sobreviviente de la tragedia.

Rodríguez llegó a Nueva Jersey con la idea de buscar empleo en su campo pero la barrera del idioma se lo impidió, por lo que se empleó en el supermercado kósher para mantener a su familia y trabajaba seis días a la semana.

La Fiscalía general de Nueva Jersey, que lidera la investigación, en la que participan también agencias federales, ha dicho que la investigación apunta a que se trató de una acto de terrorismo doméstico alimentado por el antisemitismo y el odio a los policías.

En total, seis personas perdieron la vida ese día: tres civiles en el supermercado asesinados por los pistoleros, así como éstos identificados como David Paterson y Francine Graham, que perdieron la vida en el intercambio de tiros con la policía.

Antes de dirigirse al supermercado, la pareja disparó al detective Joseph Seals, de 39 años, casado y con cinco hijos, que murió poco después en un hospital y será sepultado la próxima semana. EFE