Dirigir la prensa

Por Germán Martínez lunes 9 de enero, 2017

Aquí, y en muchas otras partes del mundo, siempre ha existido el interés de dirigir desde fuera los medios de comunicación, de maniatarlos y perjudicarlos.

Igual siempre ha existido en los gobiernos, dictatoriales o no, de muchas naciones el nada secreto anhelo de que la prensa haga o diga lo que quiere y conviene a los que ejercen el poder.

El libro y los periódicos, y los periodistas son las primeras víctimas de la opresión y de los antidemocraticos a través de la historia de la humanidad.

Nuestro país no escapa ni a lo interno del gobierno, ni mucho menos de la oposición al deseo de someter a los medios, sus directores y periodistas a todo tipo de acusaciones. Plumiferos, bocinas, vendidos, en nómina, comprometidos con tal o cual partido o candidato es lo menos que oímos, o por lo menos lo que se puede decir en público de los medios y de los Periodistas.

Pero pasa que ni medios ni profesionales de la comunicación están dirigidos por santos, ni nadie está libre de pecados y tentaciones, pero algo es rigurosamente cierto, los periodistas han sido víctimas de más asesinatos por decir y defender la verdad que los políticos, y han puesto más empeño que los políticos para que los seres humanos vivan con las mínimas condiciones que le son inherentes más que los políticos.

Los periodistas en su gran mayoría en todas partes del mundo mueren y viven en la miseria, olvidados y casi siempre desprovistos de todo, los políticos que viven y mueren así son objeto de atención del mundo por lo raro. Quienes creen que los periodistas de éste país están bien son los que precisamente no quieren admitir que es la clase más comprometida con la patria, la peor pagada y la más cuestionada, pero es sencillamente la que le presta a éste país, y a todos los dominicanos el desinteresado servicio de informarlo y de luchar por mantener sus derechos y libertades, y harían bien los políticos todos en ocuparse de sus errores y sus escándalos que ya están hartando los pueblos.

 

Comenta