Dirigente PLD resalta logros de gobiernos de su partido

Por El Nuevo Diario jueves 13 de agosto, 2020

EL NUEVO DIARIO, SANTIAGO.- A juicio del dirigente político Víctor Antonio Díaz, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) como organización política, es un conglomerado sujeto a aciertos y errores, y es indudable que en su ejercicio tenga algunas sombras, y a su modo de verlo, muchas luces.

Las sombras que parecen perseguirán al PLD, son las mismas que han perseguido a todos los partidos desde la fundación misma de la República, y que está profunda y detalladamente analizado en la magistral obra “Composición Social Dominicana”, escrita por el ilustre vegano y prócer de la democracia Juan Bosch, destacó Díaz.

El PLD, sin embargo, se distingue de sus predecesores en la gran obra de gobierno verificable en todos los aspectos de la vida nacional, indica el dirigente peledeísta Díaz.

“Hemos tenido gobiernos que se han destacado y son recordados por su aporte en el desarrollo material del país, como Nicolás de Ovando, Rafael L. Trujillo M. y Joaquín Balaguer, los cuales quedaron en deuda con la nación en cuanto a su aporte a la institucionalidad y el respeto a los derechos humanos”, agrega.

Sostuvo que “también hemos tenido gobiernos que se han destacado por propiciar un clima de libertad ciudadana como el de Silvestre Antonio Guzmán F. en 1978, gobierno que quedó en deuda en cuanto a su aporte al desarrollo material del país”.

El dirigente peledeísta Díaz agregó que ”hemos tenido además, dos gobiernos suis generis en la etapa post dictadura: el gobierno de Juan Emilio Bosch y Gaviño, que no pudo consolidar una gestión material por su brevedad y que sí apostó por la institucionalidad y ética política”.

Recordó que también el gobierno de Hipólito Mejía, durante el cual se debilitó profundamente los avances alcanzados en el orden institucional, tanto de su partido como del país, y sus aportes materiales son escasos.

“Todos estos gobiernos, desde Ovando hasta hoy, han sido perseguidos por un lastre que pareciera inherente a la idiosincrasia del dominicano, o por lo menos de su clase política, la corrupción”, expresa

Indicó que la corrupción se ha personalizado, gracias en parte a la estructura presidencialista nuestra que responsabiliza de todo acto del gobierno a su presidente, un error histórico pues hemos tenido presidentes que han dirigido gobiernos acusados de corrupto sin que ellos personalmente hayan cometido acto alguno de corrupción.

“Fuera de ese lastre que ha afectado a todos los gobiernos, y al que los gobiernos peledeístas han prestado mucha atención creando el marco legal que pueda permitir en el futuro su erradicación, ninguna gestión de gobierno ha sido tan beneficiosa para el país como las gestiones del partido de la estrella amarilla”, dijo.

Adujo el dirigente que, ninguna gestión ha invertido tantos recursos en la educación, el magisterio, antes de la llegada del PLD al poder, era un oficio y muy mal pago, hoy es una profesión con salarios decentes y conquistas que garantizan estabilidad a los profesores.

En cuanto a los estudiantes, jamás se prestó tanta atención a su desarrollo, libros, uniformes, tanda extendida, desayunos y almuerzo, aulas virtuales, computadoras, becas nacionales e internacionales.

En materia de salud es lo mismo, se han construido más clínicas y hospitales, unidades de atención primaria y centros de diagnósticos durante la gestión del PLD, que en cualquier otro periodo de la historia republicana. Incluyamos aquí el servicio de emergencia 9.11.

La inversión de los gobiernos del PLD en solo estos dos renglones, nos ha permitido aumentar la calidad de vida del dominicano y sobre todo la esperanza de vida al nacer. Todos los renglones de la vida nacional han recibido la misma atención que educación y salud.

Dijo que tenemos cambio de gobierno, y a lo más que debemos aspirar como dominicanos, es a ampliar las conquistas alcanzadas durante los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana, más allá de la bienvenida que le podamos dar a cualquier iniciativa de combate a la corrupción, vigilar porque estos logros se mantengan, es nuestro deber.

Por  Francisco Martínez

Apple Store Google Play
Continuar