Dirigente PLD dice sectores nacionales y extranjeros buscan confundir los dominicanos

Por ANGEL BRITO ALMONTE martes 24 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTIAGO.- La lucha contra la corrupción, el tema que en los últimos meses se ha convertido en tendencia mundial, quiere ser utilizado por sectores extranjeros y nacionales malsanos, para desviar y confundir a los dominicanos que reconocen la buena gestión del presidente Danilo Medina.

Los conceptos fueron emitidos hoy por Víctor Antonio Díaz, dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), haciendo referencia a la marcha contra la Impunidad y la corrupción celebrada el domingo.

Las recientes manifestaciones contra la impunidad, aunque legítimas, son el eco de esa tendencia mundial, acogida en nuestro país por sectores involucrados y comprometidos con el atraso y el saqueo al que ha sido sometida la República Dominicana desde la llegada de Colon.

La marcha no tuvo como objetivo el adecentamiento de la función, tanto pública como privada, sino el descrédito del gobierno confundiendo a las masas, para asaltar de nuevo el erario, sostuvo el político a la prensa.

“Nuestro país va muy bien y eso genera envidias y afecta intereses oscuros. Necesitamos seguir mejorando por que las sociedades son dinámicas, evolucionan”.

Los mecanismos de lucha contra la corrupción existentes en nuestro sistema jurídico, que permiten que el público tenga conocimiento de los casos de mal uso de fondos públicos, han sido creados por el PLD, y deben seguir fortaleciéndose.

En la era del Jefe, cuando apenas éramos tres millones de habitantes y las redes sociales eran impensables, controlar la opinión pública y por vía de consecuencia condicionar la mentalidad colectiva resultaba menos complicado.

Somos una nación que se ha transformado en apenas cuarenta años, ha sabido vencer los ataques a su supervivencia, perpetrados ya sea con armas o con descredito. Muchos han sido los intentos, y hemos salido airosos, como saldremos una vez más.

De acuerdo a las declaraciones de Díaz, la República Dominicana de hoy, está entre los países mejor conectados del hemisferio occidental, un país con presencia mundial, respetado en los foros mundiales por su crecimiento económico, su tradición de paz y su laboriosidad.

Las poderosas fuerzas internas y externas que se confabulan en contra de la nación dominicana, una nación fundada sobre ideales cristianos, nuevamente han calculado mal al pensar que las redes sociales y la manipulación mediática pueden ser utilizadas eficazmente contra el desarrollo y el progreso que han impulsado los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana, en el breve periodo histórico de veinte años.

En el periodo antes señalado, nuestro país ha reformado su sistema judicial, imperfecto pero muy superior a lo anteriormente existente; su sistema electoral, que a pesar del descredito de quienes desconocen el juego de la democracia, sirve de ejemplo a otras naciones.

La seguridad social, incompleta, pero incorporando con consistencia cientos de miles de trabajadores a la carrera administrativa y ciudadanos de escasos recursos a conquistas sociales en retiro y salud, son avance de nuestro gobierno peledeísta, adujo Víctor Díaz

Son los gobiernos del PLD y el presidente Danilo Medina, quienes más han impulsado el sector educativo nacional. De un salario promedio de ochenta pesos al mes, (Noventa dólares de la época), el magisterio hoy está entre las profesiones mejor pagadas del país y dicha carrera es una de las más pobladas en nuestras universidades.

Si hoy no estamos en los primeros lugares mundiales en educación, no ha sido por apatía del presidente ni del PLD, pues los recursos, el estímulo (Bonos, becas, reconocimientos, desayuno, almuerzo, tecnología) para llevar y mantener a los alumnos en las aulas, las construcciones de miles de aulas y la capacitación profesional de los profesores, han sido prioridad de Danilo y pueden palparse.

Danilo Medina es lo mejor que le ha pasado al país en su época post dictadura y los dominicanos lo confirman con los altos niveles de aprobación a su gestión.

A juicio del dirigente peledeista Santiaguero, los sectores que siempre han conspirado contra el interés nacional, olvidan de los que habló tan claramente el Patricio Juan Pablo Duarte, que ya somos diez millones de habitantes y que el pueblo dominicano está conectado, comunicado y empoderado, gracias a la visión peledeísta, y que por tanto no es tan fácil confundirlo y condicionar sus opiniones.