Dirigente de Madrid 2016/2020 sobre corrupción: “Río y Tokio fueron mejores”

Por EFE lunes 1 de enero, 2018

EL NUEVO DIARIO, MADRID.- La sombra de supuesta corrupción que oscurece la elección de los Juegos Olímpicos de 2016 y 2020, que Madrid vio pasar de largo, no esconde que los proyectos ganadores, Río de Janeiro y Tokio, fueron los mejores, asegura Raúl Chapado, presidente de la Federación Española de Atletismo (RFEA) y director de Deportes de las dos candidaturas madrileñas.

“No creo que nadie se sienta engañado”, dijo Chapado a Efe al comentar, específicamente, las sospechas en torno a la elección de Río que han recaído en 2017 sobre el namibio Frank Fredericks y el brasileño Carlos Nuzman por presunto amaño de votos.

“No creo que Río ganara solo por comprar algún voto. La mayoría de los miembros del COI son incomprables. Nada garantiza que si Río compró a unos votantes, al final votasen a Río. Este juego en el que el voto es secreto tiene estos riesgos”, explicó el exatleta.

Dos años cumple la investigación abierta en Francia sobre el entorno del exmiembro del COI en Senegal Lamine Diack, y uno y medio la publicación de los ‘papeles de Panamá’ sobre la constitución de empresas fantasma en paraísos fiscales. Ambos casos alcanzaron con sus tentáculos a la adjudicación de las sedes olímpicas.

El último coletazo fue la suspensión por parte del COI en noviembre del exatleta namibio Frank Fredericks, miembro de dicho organismo, por las acusaciones de corrupción en la atribución de los Juegos de Río de Janeiro 2016.

El diario francés “Le Monde” reveló en marzo que el antiguo velocista había recibido 262.000 euros el mismo día de la concesión de la sede, el 2 de octubre de 2009.

El juez Renaud van Ruymbeke está desde finales de 2015 al frente de una investigación por supuesta corrupción en la adjudicación de los Juegos de Tokio de 2020, pero el pasado verano se amplió a la de Río de Janeiro.

En octubre la Policía Federal Brasileña detuvo a Carlos Nuzman, que presidió la candidatura y el comité organizador de Río 2016, por presunta compra de votos a favor de su proyecto.

Según Chapado, Madrid no puede atribuir a estas circunstancias su derrota como candidata a organizar los Juegos de 2016 y 2020.

“Dos votos, Diack y Fredericks. Si pierdo por 33 votos, es por otra cosa”, afirmó.

El entonces presidente del COI, Jacques Rogge, “trabajó mucho a favor de Río, aunque”, dijo Chapado, “creo que su primera opción era Chicago”.

“Nosotros íbamos muy bien a nivel técnico, pero nos faltó posicionamiento en el COI”, añadió.

“Solo en 2012 Madrid consiguió que su visión estratégica coincidiera con la del COI. Cada candidatura tiene su momento.

Madrid lo tuvo en 2012, pero se encontró con países geopolíticamente mejores. Mucho más potentes, no en lo técnico”, sostuvo Chapado sobre los Juegos que ganó Londres.

El presidente de la RFEA, director de Deportes, Operaciones y Proyectos de Madrid 2016 y director general de Deportes de Madrid 2020, cree que en 2016 “Río fue la mejor candidatura”.

“No en lo técnico. Pero supo trabajar muy bien sus fortalezas, controlar la comunicación. Luego”, añadió respecto a los fallos organizativos en aquella edición, “la realidad la vimos hace un año”.

“En 2020 la mejor fue Tokio. Tampoco técnicamente. Pero nosotros teníamos una gran debilidad con la economía y ellos supieron atacarla a base de patrocinadores: 2.400 millones en acuerdos de patrocinio. ¿Eso es comprar los Juegos? No. Es jugar sus cartas”, defendió Chapado.

El presidente del atletismo español indicó que en todas las candidaturas el Gobierno “apoyó”, pero “faltó hacer un proyecto estratégico de Estado, no de ciudad o de comité olímpico”.

“Cuando no pones dinero, la sensación es que no interesa”, apuntó.

“El Gobierno tiene que estar con un convencimiento de país. Eso es lo que lograron transmitir Tony Blair, Lula, Vladímir Putin, que habló por primera y única vez en público en inglés”, recordó.

Al explusmaquista español de triple salto no le gustó la doble atribución de los Juegos de 2024 y 2028 (París y Los Ángeles) decidida este año por el COI, ante la falta de candidatas.

“No me gusta. La entiendo, pero no me gusta. No se pueden cambiar las reglas del juego con la partida empezada. No me creo la Agenda 2020”, afirmó respecto al plan de reformas del COI para simplificar la organización de los Juegos y hacerla más sostenible.

“Soy muy crítico con el proceso del COI”, reconoció.

Chapado considera que “el trabajo hecho por Madrid en estos años alguna vez dará sus frutos”.

“Pero dicho esto, no hay proyecto”.

“Las instalaciones ya son otra cosa. El que iba a ser estadio olímpico ahora es el Wanda Metropolitano del Atlético de Madrid. Y no hay convencimiento político. Y luego habría que someter la candidatura a referéndum y no tengo claro”, advirtió, “que ganáramos”.

Para solicitar los Juegos de 2032, los próximos que se adjudicarán, “habría que presentarse en 2023 y, si hubiera interés, habría un movimiento trabajando ya, un grupo de reflexión que reuniera a todas las partes: Estado, comité olímpico, empresas, medios, miembros COI”.

“Tenemos la estructura de ciudad, la mejor. Pero faltan proyecto y visión política. Nunca hemos respondido a por qué queremos los Juegos”, agregó Chapado.

Con el proyecto para 2020 Madrid “hizo un nuevo modelo que aunó ahorro y escenarios emblemáticos”.

“El COI debió ver que Madrid era una opción que tenía que manejar. Fue un error del COI no verlo y un error de Madrid no lograr hacérselo ver”, aseguró Chapado.

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar