Diputados de Paraguay ratifican ley de “blindaje” parlamentario pese a veto

Por EFE miércoles 17 de julio, 2019

EL NUEVO DIARIO, ASUNCIÓN.- La Cámara de Diputados de Paraguay ratificó este miércoles la ley conocida como “autoblindaje” parlamentario, que establece una mayoría absoluta para la pérdida de investidura, al rechazar el veto del Ejecutivo a la iniciativa y remitirlo al Senado.

El proyecto ha sido rechazado por la oposición política, después de que denuncias de tráfico de influencias o corrupción hicieran caer en los últimos años a varios legisladores por el voto de una mayoría simple, como la ley prevé hasta ahora.

Un total de 45 diputados respaldaron el proyecto, 22 aceptaron el veto del presidente Mario Abdo Benítez y dos se abstuvieron, en una sesión en la que se escucharon voces de apoyo y de rechazo a algunos de los congresistas que están en el punto mira de la Justicia.

En ese sentido, Freddy D’Ecclesiis, del gobernante Partido Colorado, dijo que por “dimes y diretes se ensañaron” contra su correligionario Ulises Quintana, imputado por narcotráfico en carácter de cómplice y tráfico de influencias, que hace una semana recuperó su escaño tras permanecer diez meses de prisión preventiva en una cárcel de Asunción.

La imputación de Quintana se dio tras el arresto del presunto narcotraficante Reinaldo Cabañas, en septiembre de 2018, en una operación antidrogas, y de la investigación fiscal en curso ha salido a la luz que el político oficialista usó un vehículo del procesado durante su campaña.

Por su parte, la diputada liberal Celeste Amarilla se refirió a los casos judiciales del propio Quintana, así como del también colorado Tomás Rivas y de Carlos Portillo, de su mismo partido, para apoyar el veto del Ejecutivo.

Rivas y Portillo están bajo investigación judicial por presunto tráfico de influencia, con peticiones de desafuero pendientes de resolución en la Cámara desde el año pasado.

Abdo Benítez justificó su veto al proyecto de ley aludiendo al artículo 185 de la Constitución de Paraguay, en el que se establece que, salvo en los casos recogidos en la norma, las decisiones se tomarán por la mayoría absoluta de parlamentarios presentes.

“La norma constitucional transcrita es clara y unívoca: la regla para la toma de decisiones en el Congreso Nacional es que se cuente con el voto de la mitad más uno de los miembros presentes en la Cámara respectiva”, aclaró el decreto presidencial.

Abdo Benítez acometió su campaña electoral con el eslogan de “caiga quien caiga”, con lo que dejó entrever que no apoyará a sus colaboradores si se ven involucrados en algún delito.

El proyecto de “autoblindaje” se remonta a la anterior legislatura y había sido vetado parcialmente por su antecesor, Horacio Cartes (2013-2018).

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar