Diplomacia en la literatura

Por Junior Pérez lunes 7 de diciembre, 2020

El nuevo gobierno que encabeza el presidente de la Republica Dominicana Luis Abinader Corona, ha mostrado que aún existe parte de los valores que habíamos perdido durante 16 años de gobierno del Partido de la Liberación Dominicana, estos valores no solo se pueden puntualizar en el desempeño de la seriedad en la función pública, sino de tomar en cuenta a quien honor merece.

El mundo de la literatura dominicana esta de júbilo con la designación del escritor, novelista y poeta Don Roberto Marcalle Abreu como Embajador Plenipotenciario en la hermana República de Nicaragua, tierra de Julio Cesar Sandino y del Poeta Rubén Darío. Es preciso destacar que ambas Repúblicas son miembros permanentes del Acuerdo Comercial de Libre Comercio DR-CAFTA, acuerdo que surge con la iniciativa de la cuenca del caribe, el cual estaba en funcionamiento desde los años 80’s.

La designación del Novelista Roberto Marcalle Abreu, dará inicio a un antes y después en las relaciones de ambos pueblos, dado que la didáctica de la nueva diplomacia avoca a dar un gran giro, es decir dicha designación va a hacer acercar a ambas Repúblicas de nuestra América a los valores culturales que unen a esas naciones, no solo por la capacidad y experiencia que dota al nuevo embajador sino de su trayectoria que sigue poniendo en alto el nombre de nuestra Republica Dominicana, dicho sea de paso es preciso destacar que el novelista ha sido el ganador del Premio Nacional de Literatura de la Republica Dominicana y además a escrito numerosos libros y novelas que resaltan el valor de nuestra cultura y sobre todo da a conocer las distintas formas de pensar del Dominicano de a pie.

La Diplomacia de nuestro país, estuvo estancada durante años, no solo en la confraternidad y o la dinamización de nuevos acuerdos con otras naciones, sino que el servicio exterior tenía una característica de cualquierización, por lo que la nueva política exterior del presidente Luis Abinader, viene a recalcar que aún existe la “Meritocracia”, donde personas con diversa trayectoria y o valores de enaltecer a nuestra patria en cualquier parte del mundo, debe de ser una inspiración de recalcar que aún no todo está perdido.

Ojalá la nueva diplomacia, pueda recuperar esos valores de la época de Charles Maurice de Talleyrand, donde la Preparación y la Meritocracia eran los pilares fundamentales para el ejercicio de la representación de un país, en el caso de Talleyrand quien represento a Francia como un Estadista, Escritor, Obispo y Político, donde además enalteció a la diplomacia Francesa a tal punto que se le reconoce como el “Padre de la Diplomacia”.

En conclusión, con esta nueva designación de Don Roberto Marcalle Abreu, la Diplomacia marcará un salto a la historia en el cual un digno representante de la Literatura Dominicana seguirá enalteciendo el nombre de nuestra patria, y que mejor estar en manos de ese ilustre novelista. Citando a Kofi Anán: “Se puede hacer mucho más con la diplomacia, pero desde luego se puede hacer mucho más si la diplomacia está respaldada por la imparcialidad y la fuerza”.

Por: Junior Pérez

 

 

Comenta