“Dios nos libre de las peticiones: el 60%, la funda de heces y el por qué de Sonia Mateo”

Por Nelson Rosso viernes 27 de enero, 2017

“Debieran de depurar el 60% de los que fueron a la marcha para ver qué tan limpios son, que tire la primera piedra el que esté libre de pecado. Eso fue como agarrar algo de materia fecal y tirárselo al mundo, no hay que ponerse loco por lo que está pasando, dejar que la justicia investigue, ¿por qué esta sociedad civil que se unió a esa marcha no hicieron una marcha de esa naturaleza cuando gobernaron los otros gobiernos antes de llegar el PLD? ” Sonia Mateo, senadora por Dajabón.

Un 60% sería poco distinguida Sonia, para satisfacer su petición de poder encontrar lo que usted quiere en una multitud cívica que no busca más que una transparencia judicial y de gobierno que sea efectiva a favor del pueblo.

Respondo su cuestionario Sra. Mateo, le dejo saber mi estimada con el respeto que merece que soy de ese 60% que como otros muchos se pone a disposición de la flamante y controversial Senadora por Dajabón, para las investigaciones que usted ha solicitado a los que formamos parte de la marcha cívica más emblemática de los últimos años, sin un pica pollo, ni botellas de ron y mucho menos sobornos para estar allí.

La primera piedra, ya está tirada Sra. Mateo, ahí está la marcha, la representación que a usted y a muchos de los suyos le costaría tener, por tal razón, usted refiere sus palabras mendrugas a nosotros, pero vea qué cosa, no un 60 mejor puede ser un 90 % para que tengan más con que entretenerse, además del DNI, pueden integrar a La GRU de Rusia, la China ´s MM, la CIA, la Pakistan’s Inter-Service Intelligence y otros estamentos de inteligencia de orden mundial para cumplir su delirado capricho.

Si, tiene razón cuando narra que fue como algo de materia fecal tirado al mundo. Es verdad que la marcha buscaba decirle al mundo que su línea de partido ha hecho con la justicia un verdadero almacén de heces. Vergüenza debe de darle a usted que, uno de los países donde se pago más dinero por soborno, hoy no haya nadie apresado y estén jugando al interrogatorio por semanas, mientras representantes como su persona prefieren drenar este caso a espalda de la sociedad.

Esta sociedad civil a la que yo pertenezco hizo su marcha porque tuvo que romperse la copa de Odebrecht en otros países, como también el caso de los Tucano y otros más, que no caben en este artículo por su limitada extensión, marchamos por el deportismo que usted representa, por la frialdad e indiferencia con que funcionarios como usted miran desde su curul al pueblo y porque en este gobierno se le ha quitado la tapa al pomo con la corrupción y la impunidad.

Marchamos para decirles a funcionarios y legisladores como usted que tengan mucho cuidado con lo que dicen y con lo que callan a esta sociedad. Marchamos preguntando cómo una sociedad elije representantes como usted, que no hacen más que ir a ocupar un sillón cómodo al congreso, quejarse del sueldo que tienen, beneficiarse de las tantas exoneraciones a su favor y acaparar titulares por declaraciones desatinadas como a las que nos tiene acostumbrado la senadora en cuestión.

Marchamos porque tenemos democracia para defender el interés que amerita nuestro pueblo, democracia que está suprimida a modo de dictadura en su línea partidaria. Un ejemplo fue Olgo Fernández y otros miembros que aspiraron a algún puesto en las elecciones más recientes y cicateros como usted le serrucharon el palo detrás de una avaricia insaciable.

 

Comenta