Dios los escuchó a los tres y Gonzalo fue el único que se apoyó en Él

Por Juan Santos miércoles 3 de junio, 2020

No sé si a Dios le interese mucho la micro y macroeconomía, o tal vez de las potencialidades de colocar nuestros productos en los mercados globales en aras beneficiar a la gente.

Cualquier persona puede hablar de todas las grandes ideas que quiere realizar en bien de otros. Usted puede decir todos los planes y proyectos basados en el capital humano que tiene a disposición, o los recursos materiales que tenga; pero si Dios no está en el centro, en nada prosperará.

¿Quién hace girar el planeta? ¿Quién creó el día y la noche? ¿Quién creó el sol, la luna y las estrellas? ¿Quién nos da el aire que respiramos? ¿Quién nos dio los árboles y los animales? ¿Quién nos dio la existencia? ¿Quién permite que alcancemos nuestras metas?

Si tu respuesta es Dios, entonces estarás de acuerdo conmigo en que no importan todos los recursos humanos o materiales que tengas, lo más importante, lo único importante, es que tengas tu confianza puesta en Dios.

Uno de los reyes más poderosos y sabios de la historia, el Rey Salomón escribió en Proverbios 3:5 “Confía en Jehová con todo tu corazón y no te apoyes en tu propio entendimiento. Tómalo en cuenta en todos tus caminos y él hará rectas tus sendas.”

Ciertamente anoche, hizo recta la senda que conduce a Gonzalo Castillo a otro éxito en su vida. Sí, porque cuando algunos esperaban que lo haría mal, él, Gonzalo, estaba confiado de Dios, colmado de fe, esperanza y optimismo.

Querían que hablara y el hombre habló. Habló sobre un programa de gobierno realizable, sustentado en la acción y en los antecedentes que viene legando la gestión del presidente de Medina. Él se constituye en la garantía de la continuidad y mejora de cada una de las conquistas que como dominicanos hemos tenido en este último gobierno.

Habló Gonzalo y habló fuerte, habló con el corazón. Puso a Dios primero que todo. Luego puso primero a la gente, a los que han perdido familiares y a los que están padeciendo enfermedades.

Gonzalo sin duda, fue el más humano de los candidatos, esto se evidenció en cada una de sus palabras.

Fue como él es, sencillo con su camisa mangas cortas, con actitud humilde y semblante sincero, reconociendo que solo no puede realizar la gran obra que el país requiere para superar los obstáculos que estamos enfrentado; sino que con la ayuda de Dios, unidos a los diferentes sectores nacionales y con la voluntad de cada uno de los dominicanos, lograremos salir adelante.

Gonzalo no solo tiene un plan de acción inmediata para su gobierno, sino que viene ejecutando sin ser presidente, un trabajo sin precedentes en la historia política de candidato alguno en el país, en bien de sus conciudadanos.

Tengo la certeza de que cuando sea presidente de la República, multiplicará a favor de la vida de todos los dominicanos sus acciones.

Querían que hablara y habló. Habló de un país de sueños, donde se van a construir carreteras, donde se van a construir más viviendas, donde se van a tener más oportunidades para todos los dominicanos que quieren avanzar. Trabajar es y será la clave, de hacer realidad estos sueños.

Gonzalo fue el único de los candidatos que evocó a Dios revelando el origen de todas sus cualidades y profesando así su fe, cuando dijo:

“Todo lo que soy, se lo debo a Dios , a mi país, a mis padres y a una palabra mágica, oportunidad”. (minuto 48:54)

“Tengo un compromiso con los dominicanos, crear las oportunidades para que todos puedan con Dios por delante como yo pude, estudiar, trabajar y alcanzar sus objetivos”. (minuto 52:56)

De ahí su optimismo perenne, su fuerte esperanza y su confianza inquebrantable de que todo estará bien y de que juntos podemos realizar esos sueños.

Apela a una política de la decencia y el respeto para los demás. Y no logro vislumbrar una mejor forma de aplicar el primer mandamiento de Dios para con tus congéneres “Amaras a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo”, que procurando la fraternidad entre todos.

Creo que los hombres lo escucharon, las mujeres prestaron mucha atención, los jóvenes sé que visualizaron, los ancianos, los enfermos y los que estamos sanos lo entendimos.

También “Creo que Dios los escucho a los tres”, que Él ya eligió.

¿Quién crees tú que ganará?

 

Por: Juan Santos

Abogado, catedrático, escritor y político
Juandejesus.santos@hotmail.com
@JuanSantosRD

 

Sobre el autor:
Presidente de @VotaBlancoXGonzalo
Viceministro de la Juventud

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar