Diógenes Abréu

Por Ramón Saba jueves 14 de enero, 2021

Nació en Miches, el 31 de agosto de 1959 y reside en New York, Estados Unidos de América desde hace muchísimos años, donde ha echado raíces y desarrollado una brillante labor artística. Sus cercanos amigos, entre los que me incluyo, le conocemos como Dió-genes Abréu.

Poeta, pintor, instalador artístico, dramaturgo, investigador histórico, fotógrafo, narrador y ensayista. Completó estudios de pintura en la Escuela Nacional de Artes Plásticas en la capital dominicana y también en la Universidad del Estado de New York y luego terminó una maestría en The City University of New York obteniendo el grado en Artes Plásticas.

Dió-genes Abréu es oriundo de un municipio donde han tenido cuna otros grandes exponentes de la literatura criolla, como son los casos de escritores de la talla de Rafael Peralta Romero, Sélvido Candelaria, Claudio Bermúdez, Fello Núñez, Josanny Moní y Abril Troncoso, entre otros. Formó parte del Taller Literario Manuel del Cabral y del Movimiento Cultural La Zafra, en Cotuí y fue miembro fundador del grupo Palabra: Expresión Cultural (PEC), el cual se dedicaba a la difusión y desarrollo de la cultura dominicana en Estados Unidos de América.

 

En el haber bibliográfico de Dió-genes Abréu nos encontramos con los títulos Poemas para vivos; Para mujeres sin maquillaje; Perejil: el ocaso de la “hispanidad” dominicana; A pesar del naufragio y Engañifas. También co-editó la antología poética La palabra como cuerpo del delito. Recientemente puso en circulación su obra A lo gringo, de la que él mismo expresó que, aunque sabe que es un libro problemático, no pudo evitar la urgencia de escribirlo tal como se lo dictaba la conciencia de haber vivido el después de los hechos de abril del 1965 en República Dominicana y como emigrante en Nueva York. Posee una bibliografía pasiva muy extensa que no publicamos por razones de espacio.

Entre los muchos reconocimientos y premios logrados por Dió-genes Abréu, podemos mencionar el haber conquistado el primer lugar del concurso de cuentos que organiza desde hace mucho tiempo Radio Santa María, en este caso la versión del 1998 y los Premios Letras de Ultramar 2011 con Jom Atenda y 2014 con Sin haitianidad no hay dominicanidad. Su trabajo artístico ha sido exhibido en galerías y museos nacionales e internaciones, incluyendo el Museo de Arte Moderno en República Dominicana, The New Museum for Contemporary Art en Soho, New York, y el Metropolitan Museum de Tokio, Japón. Actualmente es miembro del Colectivo de Artistas Visuales Domínico-Americano en New York.

El poeta César Sánchez Beras estima que Dió-genes Abréu es uno de los escritores y artista más completo de su generación. Todas las variantes de la literatura y de las artes plásticas han sido cultivadas por este genial creador y en todas las aristas de su creación sobresale su honestidad artística, su personalidad creadora y su nivel de calidad excepcional.  Sus estudios de artes en nuestro país, seguido de su maestría en Artes Plásticas en el CUNY de Nueva York, le han dado la base conceptual de su quehacer artístico en esta variante de su creación. En él convergen las cualidades menos comunes en los seres humanos de esta época: Amigo solidario a carta cabal, honestidad visceral para todos los actos de la vida pública y privada y con la empatía necesaria para asumir como suya las causas de la justicia social y las desigualdades de la sociedad moderna. Pocas veces coindicen en una misma persona la grandeza artística y la estatura moral, que en él tienen un mismo nivel de trascendencia.

Finalmente, el ensayista e investigador Franklin Gutiérrez considera que todas las obras de Dió-genes Abréu versan acerca de la identidad cultural dominicana desde la experiencia migratoria dominicana. Algunos de sus cuentos y poemas han sido publicados en inglés, japonés y en español en varias recopilaciones y antologías.

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un fragmento de un poema de Dió-genes Abréu:

 

Jinete del alba, trovador
Para Luis Días (el terror) in memoriam

Jinete del alba, trovador en las alturas

Luis Terror;

 

Para que tus ojos sigan siendo el mapa del mar:
toco un tambor,
para que el buey y el machete sepan dónde arar:
sigo las huellas de tu voz;

 

Jinete del alba, trovador en las alturas

Luis Terror;


campamento del águila,
nido del jurón,
caravana de hormigas,
arcilla de la luz y las campanas,
ruiseñor de las nubes,
cimarrón sudoroso
clavado como un tocón,
eres la vida, encarnación sublime del cosmos
en un solo átomo de amor;

 

Jinete del alba, trovador en las alturas

Luis Terror;


geografía de la espera,
horas de algodón en la pradera
revistiendo de tiempo el pecho milenario de un adiós,
díselo al sol,
que no lo olvide la cicuta emborrachada de canción,
cuéntale al río,
debe saberlo antes que muera el zumbador,
diles que es nuestro el legado colorido de tu Dios;

 

Jinete del alba, trovador en las alturas

Luis Terror;


calendario tatuado en cada flor como contraseña taína,
toda danza de Changó sobre el fuego rojizo de un tambor
es nuestra reverencia enardecida para ti,
jinete del alba, trovador,
cabalgante del humo,
guerrero contra el olvido,
Luis Terror;

 

Jinete del alba, trovador en las alturas

Luis Terror.

 

Por Ramón Saba

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar