Diócesis de Búfalo en EEUU se declara en bancarrota por demandas de abusos

Por EFE viernes 28 de febrero, 2020

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK.- La diócesis católica de Búfalo, en el estado de Nueva York (EE.UU.), se declaró este viernes en bancarrota ante su incapacidad de afrontar las 250 demandas presentadas por supuestos abusos sexuales y con el objetivo de no suspender su actividad.

En un comunicado difundido este viernes, la diócesis asegura que se ha acogido al capítulo 11 del código de bancarrota para poder “reorganizase” y “con el objetivo principal de permitir las resoluciones financieras para el mayor número de personas que ha presentado reclamaciones bajo la Ley de Víctimas Menores”.

De acuerdo a esta legislación, que entró en vigor en el estado de Nueva York el pasado 14 de agosto, se ha abierto una ventana legal de un año para que todas las personas víctimas de abusos sexuales durante su infancia puedan abrir procesos judiciales sin importar los años transcurridos desde el delito.

La iglesia de Búfalo también subraya que otro de los objetivos de acogerse a la bancarrota es evitar interrumpir el funcionamiento de las actividades de la diócesis que se extiende por varios condados del oeste del estado de Nueva York.

“No hay nada más urgente que ofrecer justicia y sanación a aquellos perjudicados por el flagelo del abuso sexual. El intenso dolor emocional, mental y espiritual infligido a esas víctimas-supervivientes inocentes es una carga pesada que han sido forzados a llevar durante sus vidas”, dijo el Administrador Apostólico de la Diócesis, Edward Scharfenberger.

El comunicado explicó que las organizaciones de caridad católica de Búfalo, las parroquias y los colegios de educación secundaria y primaria, que dependen de las parroquias, no están incluido en la bancarrota, ya que estos órganos funcionan de manera independiente.

Según informa el canal local ABC7, de acuerdo con los documentos presentados para la bancarrota, la diócesis podría enfrentarse al pago de entre 50 y 100 millones de dólares a las víctimas.

El movimiento de la iglesia católica en Búfalo sigue al de otras diócesis del estado y del país, como Rochester, en el centro del estado Nueva York, y que se declaró en bancarrota el pasado septiembre, y la diócesis de Harrisburg, en el estado de Pensilvania (EE.UU.), que se declararon en quiebra por las mismas causas.

En septiembre pasado, la archidiócesis de Nueva York pagó 67 millones de dólares a 338 víctimas de abusos sexuales en casos en los que han estado implicados clérigos o personal de la Iglesia, a través de un programa para atender a las víctimas.

 

Anuncios