Dimite gobernador del Banco Central egipcio entre crecientes presiones económicas

Por EFE miércoles 17 de agosto, 2022

EL NUEVO DIARIO, EL CAIRO.- El gobernador del Banco Central (BC) egipcio, Tarek Amer, renunció este miércoles al cargo que ocupa desde 2015, en medio de crecientes presiones económicas que arrastran al país, y que han disparado la inflación y causado una continua pérdida de valor para la moneda local, informaron varias fuentes oficiales.

Amer, nombrado gobernador del ente emisor en 2015 y que fue renovado en el puesto en 2019 para otro periodo de cuatro años, afirmó que su renuncia tiene como objetivo “inyectar nueva sangre y culminar con éxito el proceso de desarrollo bajo el liderazgo del presidente de la República”, Abdel Fatah al Sisi, informó el periódico oficial Al Ahram.

El diario indicó que Al Sisi nombró a Amer como su asesor, sin precisar más detalles sobre la decisión o sobre quien será el nuevo gobernador.

La salida del gobernador llega justo cuando el Comité de Política Monetaria del banco tiene previsto reunirse mañana para decidir sobre si aumentará por tercera vez desde marzo las tasas de interés.

La salida de Amer fue recibida con optimismo por la bolsa de El Cairo, que subió un 1,06 % apenas se conoció la noticia, y por varios analistas independientes que criticaron duramente el paso del economista por el Banco Central.

Este paso se produce también pocos días después de que Egipto remodelara su Gobierno con el nombramiento de 13 nuevos ministros, la mayoría de ellos procedentes del sector de las finanzas

MOMENTOS COMPLICADOS

Egipto, el país más poblado del mundo árabe con más de 103 millones de habitantes, tiene problemas desde hace años, agudizadas por la guerra de Rusia en Ucrania, uno de los principales importadores de trigo del mundo. De hecho, Egipto negocia con el Fondo Monetario Internacional una revisión de su multimillonaria deuda y tener acceso a una mayor financiación

La inflación en el país llega al 13,6% y no ofrece signos de remisión, lo que ya obligó al gobierno y al Banco Central a tomar medidas para afrontar la inflación, atraer inversiones y frenar la devaluación de la libra egipcia que desde marzo ha perdido casi el 16 % de su valor frente al dólar estadounidense.

Ese mes el BC ya decidió aumentar las tasas de depósito y préstamo y la tasa principal en 100 puntos base hasta el 9,25%, el 10,25% y el 9,75%, respectivamente.

Esa fue la subida más agresiva de los tipos de interés desde 2017, cuando la libra perdió casi la mitad de su valor.

Las autoridades también tomaron medidas para abordar la depreciación del dólar, lo que ha incluido el cese de las importación de una larga lista de productos e intentos para reducir el uso de electricidad para ahorrar en el consumo de gas natural y exportar el excedente energético.

Los expertos económicos prevén que el BC volverá a subir mañana la tasa de interés para aliviar la presión sobre la economía del país y hacer frente a la inflación, que podría reflejar en una nueva pérdida de valor de la libra.

 

Apple Store Google Play
Continuar